Día: abril 16, 2009

¿Grupo terrorista en Santa Cruz?

Posted on Actualizado enn

Actualización general. Revisado el viernes, 17 de abril, para corregir los nombres de los miembros del grupo. Agrega versión de publicación húngara.

Una fuerte explosión seguida de una intensa balacera en la madrugada de este jueves en Santa Cruz fue el epílogo de una de las mayores operaciones policiales registradas en Bolivia, al cabo de la cual resultaron muertas tres personas y otras dos fueron detenidas y llevadas a La Paz. Los muertos en la operación fueron identificados como Eduardo Rózsa Flores, boliviano nacido en Santa Cruz; el rumano Arpad Magyarosi, y el irlandés Michel Dwyer Martin. El boliviano tiene incluso una página web propia.

Los tres fueron abatidos durante el tiroteo que siguió al estallido de una bomba o de una granada en un hotel céntrico Las Américas, a unas cinco cuadras de la plaza principal de la ciudad. El grupo ofreció fuerte resistencia, informó la policía, que no registró ninguna baja entre sus fuerzas, gran parte venida desde La Paz. Los daños materiales también fueron considerables. Unas 20 habitaciones del hotel (la mitad del establecimiento) fueron afectadas y la mayoría de los huéspedes procuró refugio debajo de las camas en cuanto percibió la explosión (no hay aún una explicación sobre el porqué la policía utilizó ese explosivo) y la balacera. Los 150 huéspedes fueron trasladados a otro alojamiento, informaron los administradores.

La policía afirmó que el grupo fue responsable del ataque del martes a la residencia del Cardenal Primado Julio Terrazas. También lo vinculó a otros actos ocurridos en Bolivia en los últimos meses.

En Caracas el presidente Evo Morales, a donde viajo para luego dirigirse a Trinidad y Tobago, sede de la Cumbre de las Américas este viernes, afirmó que el grupo estaba compuesto por mercenarios. En Santa Cruz la policía dijo que el grupo se proponía ejecutar «magnicidios» que habrían incluido indistintamente a autoridades del gobierno y del departamento. Esta clasificación llevó al director del programa Sin Letra Chica, Carlos Valverde, a especular que el grupo serviría al narcotráfico, actividad que sacaría provecho del caos y del desorden resultante de la actividad del grupo mercenario.

La especulación trae un nuevo elemento de preocupación por el crecimiento de aquella actividad ilícita en Bolivia, manifiesta en las frecuentes incautaciones de cantidades importantes de droga.

Simultáneamente con el ataque sobre el grupo, fue allanado un depósito de la empresa telefónica cooperativa COTAS, en el Pabellón que ésta tiene en la Feria Exposición, donde fueron encontradas 10 armas de fuego y explosivos. El embarazoso hallazgo dio lugar a la intervención policial de las oficinas principales de la cooperativa telefónica, que junto a la feria Exposición y las cooperativas de agua y luz constituyen las joyas de la corona del departamento. El Prefecto Rubén Costas no dio crédito, en principio, a la versión gubernamental de terrorismo y calificó el episodio de la madrugada como «un montaje» para desprestigiar a instituciones locales.

Los detenidos y llevados a La Paz fueron identificados como Mario F. Tadik, boliviano y, según la agencia oficial de noticias ABI, militar formado en Croacia, e Elod Toaso, húngaro. Los dos, de acuerdo con ABI, fueron sometidos a examen médico y posteriormente declararon ante un grupo de fiscales dirigidos por Marcelo Sosa. El contenido de las declaraciones de ambos es aún totalmente desconocido.

Por lo que se lee en el blog de Rozsa Flores, éste se había convertido en un implacable crítico de Che Guevara. «…era un terrorista internacional y un asesino en masa», dice el titular de la nota central cuyo link aparece líneas arriba. Pero también contiene una página con un sugestivo título: «Yo amo Palestina», seguida de un llamado para «actuar ahora para salvar Gaza». La declaración que contiene el segundo titular no corresponde a un pensamiento de origen precisamente derechista. Ese contenido es de tendencia netamente anti israelí y a favor de Palestina, con reiteradas noticias bajo la denuncia de que en Gaza «está en marcha un holocausto». Por derivación, eso implica una posición de izquierda. (Bolivia rompió relaciones con Israel hace unas semanas a causa de la ofensiva israelí sobre Gaza). El responsable de esa página firma como Carlos Latuff.

Curiosamente, la conductora del programa No Mentirás, Sissi Añez, de PAT, leyó esta noche varios mensajes, sin origen ni identificación, que aseguraban que Rózsa «no está muerto».

El tema surgido este jueves parece destinado a dominar la vida política boliviana durante los próximos días, o quizá semanas. Y, de ser ciertas todas las apariencias, pondrá a prueba la capacidad del país para lidiar con sus propios medios con problemas de seguridad de una nueva y mayor magnitud.

UN DIARIO HUNGARO

El diario The Budapest Times (http://www.budapesttimes.hu/ ) registra en su edición de hoy viernes los siguientes datos:

Rózsa Flores fue actor prominente en un documental húngaro filmado en 2001 bajo el título de «Chico». Nació en Santa Cruz en 1960 de padre húngaro y madre cruceña. La familia se fue a Chile en 1972 y luego a Suecia y, en 1975, a Hungría.

Graduado de una universidad húngara y llamándose «conservador, anarquista y revolucionario mundial», luchó en la guerra de Croacia a principios de los años de 1990. En reconocimiento a su heroísmo, el presidente croata Franjo Tudjman lo promovió al rango de mayor.

En 2003, Rózsa Flores fue portavoz de una organización disidente que se llamó Gobierno Independiente Iraquí, de la cual se separó más tarde. Entretanto, fue vicepresidente de la Comunidad Islámica Húngara. En los últimos años, mantuvo vínculos muy cercanos con la extrema derecha húngara.

El viernes por la mañana, el sitio del partido Jobbik, nacionalista radical, publicó el texto siguiente al lado de su fotografía: «Con mucho pesar anunciamos la muerte de nuestro compañero editor Eduardo Rozsa Flores. Murió en su patria».