Día: abril 13, 2009

La conspiración, otra vez

Posted on Actualizado enn

El presidente Evo Morales, en huelga de hambre desde el 9 de abril, afirmó ayer domingo: “Posiblemente tengo los días contados. Que sepa el pueblo boliviano, si pasa algo con Evo, con Álvaro, con los ministros, será obra de la derecha fascista que se está organizando con apoyo de la Embajada de Estados Unidos”.

En los días que precedieron a la expulsión de Bolivia del embajador estadounidense Philip Goldberg proliferaron las denuncias de conspiración apoyadas por ese funcionario y por las misiones de Estados Unidos en Bolivia (DEA y USAID). Hoy, a sólo cinco días de la Cumbre de las Américas, a la cual el presidente Morales ha dicho que no irá para poder atender los problemas de política interna en el país, las acusaciones son contra “la derecha fascista” y la legación diplomática, o lo que queda de ella.

Una destacada denuncia de hace siete meses está aún pendiente de aclaración: la atribuida al colombiano John Jairo Banegas. El presidente apoyó su denuncia, incluso ante sus colegas presidentes, jefes de estado y soberanos de la Cumbre Iberoamericana y del Caribe (la del “por qué no te callas”), en Santiago, en una fotografía “Polaroid” que exhibió como su prueba máxima. Era una fotografía a colores del colombiano al lado del entonces embajador de Estados Unidos y un funcionario de Cainco. Como la supuesta prueba era cuando menos frágil y sin mayor valor probatorio, no se volvió a hablar del asunto. Banegas está ahora probablemente en su país, libre como el viento. Ningún medio lo ha entrevistado, pese a que en él había –y aún hay- una mina informativa dorada.