Suma y sigue

Posted on Actualizado enn

Por lo visto y escuchado la noche del viernes en TV (canal Red A y Canal 13, en los programas de Carlos Valverde y Enrique Salazar) los descubrimientos de complejos de producción de cocaína en gran escala hacen de nuevo su debut. La Fuerza Nacional contra el Crimen a anunció anoche el desmantelamiento de una fábrica capaz de producir entre 100 y 500 kilogramos diarios de la droga. La policía, es cierto, realizó una gran operación que culminó con éxito. Para mí no estaba claro cuánta hoja de coca es necesaria para producir un kilogramo ni si las cifras de producción, que parecen gigantescas, eran comprobadamente correctas. Media tonelada por día representa 180 toneladas por año! De todas maneras, los volúmenes serían extraordinarios.

 El presidente Evo Morales se jactó del golpe a los narcotraficantes esta semana y en una concentración de afiliados al MAS que celebraban un aniversario de la fundación de ese partido (el nombre original parte del MAS fundado por Teodoro Petkoff y otros dirigentes socialistas venezolanos a mediados de la década de 1960). “Ya no necesitamos de la DEA para encontrar fábricas”, dijo el mandatario.

Pero no hay mucho de qué alegrarse. Es como descubrir un barrio arrasado por el dengue. Lo importante es arrasar con el mosquito y os reservorios donde se cría,  no sólo curar a los afectados, pues mientras exista el mosquito continuará la epidemia. De todas maneras, hay que felicitar a los agentes que  descubrieron el complejo.

De acuerdo a los datos divulgados por Sin Letra Chica, para producir aquella cantidad diaria de cocaína serían necesarios sembradíos de 4.700 hectáreas de coca del Chapare.

El informe sobre drogas elaborado por el Departamento de Estado de los Estados Unidos dice que entre 2003 y 2007 la producción de coca en Bolivia se ha incrementado de 23.200 hectáreas a 29.500 hectáreas, cercano al correspondiente la extensión de cultivos que requeriría el complejo descubierto. El informe dice que el potencial de producción de cocaína en Bolivia ha subido de 100 toneladas métricas a 120 toneladas en 2008. Afirma también que un número creciente de laboratorios utilizan “tecnología” colombiana. (A propósito, anoche se habló de cuatro detenidos, tres de los cuales serían colombianos y uno boliviano).

Otro dato escuchado anoche: El 80% de la producción boliviana va a Brasil. De la coca restante, el 1% se destina al consumo tradicional.

La gran pregunta que ha quedado sin respuesta es cómo la cantidad de hoja de coca necesaria para abastecer al complejo conseguía llegar a destino sin ser detectada. Es un recorrido demasiado extenso como para decir “no lo vimos, por aqui no pasó”. 

El complejo industrial se encontraba en San Miguel o San Antonio del Lomerío. La ubicación no estaba muy clara en las explicaciones que escuché anoche, pero el lugar era decididamente la Chiquitania y el complejo camuflado en la selva habría representado inversiones de $US 1.500.000 entre equipos de procesamiento, generadores de electricidad, construcciones, mantenimiento y otros, de acuerdo a lo dicho anoche. Según el Comandante de la Fuerza Especial de Lucha contra el Crimen (FELC), coronel Oscar Nina,  se trata del mayor desmantelamiento de una infraestructura cocainera desde Huanchaca, en 1986. “Esto es más grande que Huanchaca”, dijo el comandante. Huanchaca es el lugar de a serranía cruceña donde al aterrizar una avioneta de científicos, enre ellos el destacado naturista Noel Kempf Mercado, fue recibido por una lluvia de balas de narcotraficantes. En el insólito ataque murieron el naturista y dos de sus colaboradores. La emboscada puso de manifiesto la gravedad del problema de la coca y cocaína en Bolivia…hace casi 23 años.

2 de abril, 2009. La UMOPAR (Unidad Móvil de Patrullaje Rural) informa que el 31 de marzo sus agentes detuvieron a un camión que transportaba  289 kilos de pasta base de cocaína. El vehículo se  dirigía a Cochabamba y venía de Villa Tunari, en El Chapare. Fue detenido durante “un control de rutina en la tranca de El Locotal”, a unos 150 kilómetros de su destino, dice Los Tiempos.  El camión estaba conducido por Vicente Ovando Pacheco y estaba acompañado por un ayudante y un conductor de relevo, dice la versión, que también informa que el conductor escapó.

 

Sábado, 4 de abril. La Fuerza Especial de Lucha contra el Narcotráfico (FELCN) informa que en un lugar próximo a Okinawa Uno, sus agentes encontraron 200 kilogramos de cocaína prontos para ser embarcados en una avioneta, supuestamente colombiana, estacionada en una pista clandestina cerca del lugar.

Martes, 7 de abril. Un camión con un cargamento de cocaína fue interceptado y detenido en el control de tránsito de El Locotal, en el Chapare. El vehículo transportaba 228 kilos de cocaína, informa El Deber.  La detención se produjo hace dos días, el domingo. Es la segunda captura en dos semanas en ese mismo lugar.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s