Día: marzo 14, 2009

El suspenso de Santos Ramírez

Posted on Actualizado enn

El ex presidente de YPFB y ex militante del MAS Santos Ramírez no ha querido hablar, dicen las autoridades del Penal San Pedro, por decisión propia, en una repentina retractación respecto a sus deseos anteriores. El jueves había dicho que hablaría con los periodistas y éstos se habían apresurado a congregarse en la plaza frente a la cual está esa penitenciaría. Se me ocurre que los periodistas tendrían que celebrar el que su presencia no hubiese despertado la furia de los vigilantes masistas del lugar, pródigos en repartir azotes sobre los lomos de quienes, hace unos meses, se aproximaban para cubrir periodisticamente aquienes llegaban a esa plaza para manifestar su repudio al encarcelamiento del prefecto elegido Leopoldo Fernández.

Es natural sospechar que Ramírez tiene mucho que decir. En la soledad de su celda en el penal habría decidido que era el momento de contar su versión sobre lo ocurrido y por eso habría pedido autorización de las autoridades del lugar para hablar con los periodistas. Tiene todavía condiciones para desenrollar toda la madeja del caso más conspicuo de corrupción bajo el gobierno del presidente Evo Morales. Pues a nadie se le quita de la cabeza que Ramírez no actuó solo y que lo hizo bajo las normas impuestas por el gobierno que lo autorizaban a realizar contrataciones directas. Eso lleva la responsabilidad también a toda la cúpula gubernamental. El ex No. 2 del MAS no puede, bajo una lógica elemental, haberse movido como un llanero solitario para aprobar un contrato por más de 86 millones de dólares, gran parte de los cuales ya desembolsados.

Es también natural sospechar que el repentino cambio de opinión atribuido al ex mandamás de YPFB y del MAS es porque fue persuadido de mantener la lengua detrás de los dientes. Esa actitud no debería prolongarse mucho. Al pasar de los días, Ramírez podría percibir que su soledad sólo tiende a crecer y que tal vez su única defensa sea hablarle al país y contar todo lo que sabe en torno a este oscuro y sangriento episodio, a raíz del cual su partido ha puesto un cierre a su discurso sobre la honestidad. Ramírez es en este momento es todo un archivo con mucha información que el pais entero querria ver abierto.

El episodio del que deriva su prisión ha ganado notoriedad y ya ha visitado las páginas internacionales de muchos de los diarios más importantes del mundo.

Anuncios