Día: enero 18, 2009

Decisión precipitada

Posted on Actualizado enn

La  decisión boliviana de romper relaciones diplomáticas con Israel a raíz del conflicto en Gaza fue precipitada.  Ha sido un nuevo martillazo sobre el ataúd de una significativa porción del comercio exterior boliviano. Israel es la segunda fuente de turistas para Bolivia, después de los Estados Unidos. La decisión golpeará a nuestra maltrecha industria turística. Y probablemente dificultará los viajes de quienes deseen visitar Tierra Santa. Es también probable que las Fuerzas Armadas se vean en figurillas si tratan de reemplazar algunos de los 10.000 fusiles de asalto Ghalil que compraron bajo el gobierno del general Hugo Banzer (en su segunda etapa).

Como se ve, no son “cuatro becas” como dijo el Vicepresidente Garcia Linera las que Bolivia pierde (en realidad, habrá que preguntarse cuánto ahorra Israel).

En momentos en que la cancillería busca cualquier resquicio que le permita abrigar alguna esperanza de retorno a la normalidad con Estados Unidos, ocurre esta decisión demostrativa de que Bolivia está manejada hormonalmente, con el hígado y sin uso de la cabeza. Por algún motivo el canciller Choquehuanca procuró minimizar los efectos de la ruptura diciendo que “de ninguna manera” afectarían el creciente comercio y que se ha tratado solamente de aguijonear a Israel para que dialogue con los palestinos. ¿Será que el canciller cree lo que dice? O ¿hay quién le crea?

En Gaza está en curso una acción brutal que horroriza al mundo civilizado, pero la ruptura de relaciones diplomáticas de Bolivia con Israel no el modifica cuadro existente de manera alguna. Si Bolivia quería tomar alguna iniciativa, podía haber pedido un pronunciamiento de UNASUR, que en sus primeros meses de vida se ha mostrado tan complaciente con sus miembros.

Venezuela, de manera simultánea o unas horas antes que Bolivia, también ha roto con Israel de manera intempestiva. Hay una dura declaración del ex presidente Carlos Andrés Pérez sobre esa medida, que la considera irresponsable. Los dos acciones fueron precedidas por llamados a la solidaridad que partieron de Irán.