¿Quousque Tandem…?

Posted on Actualizado enn

(*)

Bajo la presión de miles de campesinos movilizados hasta La Paz por activistas del partido de gobierno, el congreso aprobó en la madrugada del martes una ley que abrió el paso para un plebiscito el 25 de enero en torno al proyecto constituyente elaborado por el MAS y modificado parcialmente por los legisladores. Con esta decisión Bolivia dio un paso que quedará registrado como expresión de uno de los períodos más turbulentos de su historia. Ahora están abiertas las compuertas para una nueva racha de acontecimientos.

En un organismo debilitado institucional y económicamente, este es el inicio de una nueva prueba sobre la capacidad boliviana de ofrecer horizontes de progreso para su población. Uno quisiera equivocarse, pero es fácil ver que los nubarrones en el horizonte nacional e internacional harán del camino una ruta tortuosa en la que cada paso, como los de estos últimos tres años, será un esfuerzo redoblado para mantenerse en una senda de paz.

Un paréntesis para mencionar un aspecto importante de este tormentoso episodio. Se ha hablado mucho del sacrificio extenuante de los marchistas, la mayoría ignorante de su misión y su contenido. Pero poco se ha mencionado la valentía de los parlamentarios que resistieron a la presión y obedecieron espartanamente el mandato de sus departamentos. Fueron unos pocos representantes de Tarija, Santa Cruz, Beni y Pando, junto a los de Chuquisaca, herida pero aún de pie por el desconocimiento a su aspiración de reasumir la capital plena que perdió en una guerra. En cuatro jornadas, reposaron como pudieron en el Palacio Legislativo para evitar ser suplantados, sospecha increíble en una democracia auténtica pero realista en nuestro medio. Y allí construyeron la línea de defensa que les dictaba la conciencia. Los observadores extranjeros y muchos nacionales quizá pasen por alto este episodio de perfiles heroicos. Pero los nombres de sus protagonistas no serán olvidados en sus pueblos.

Fueron cuatro jornadas grotescas porque su fondo –por la razón o la fuerza- no es democrático (¿era posible esperar algo mejor, dadas las estructuras sobre las que se asienta Bolivia y la rapacidad e ineficiencia vergonzosas de los gobiernos anteriores?). Se suman a otras de los últimos años, cierto. Pero éstas fueron aderezadas por el Primer Mandatario, quien las encabezó en su inicio y su final. Fue la contradicción injustificable entre un mandatario que debe aplicar la ley, que prescribe que los legisladores no deben ser objeto de presiones y otro que presiona y rompe ley. (¿Hay algún lugar en el mundo democrático donde las multitudes y el Presidente se congreguen para obligar a los legisladores a votar en determinada dirección? O… Señálenme uno, por favor). Era como el “estoy aquí y no estoy aquí” que se atribuye a la cosmología altiplánica.

El proyecto que se decía inviolable y al que no se le cambiaría una coma, ha sido modificado en muchas secciones. Es un reconocimiento de las anomalías gramaticales y de fondo que existían en el elaborado originalmente. Los legisladores corrigieron errores terribles de redacción, como aquel de los “derechos fundamentalísimos” (¿alguna mano italiana?).

Pero, ¿era legal lo que hacían?

El congreso asumió funciones que no le competen. Se metamorfoseó en Congreso Constituyente para hacer lo que el Presidente confesó que dice a sus colaboradores: si hay algo ilegal, corríjanlo y vuélvanlo legal.

Festejarán quienes ingenuamente creen que este proyecto es la piedra filosofal. No lo es. Vendrá el referendo del 25 de enero, pasará el tiempo y se verá que las condiciones básicas de los bolivianos no cambiaron. A menos que haya un cambio, con actitudes permanentes de respeto pleno a la ley y apego a la educación y al trabajo, empleo e inflación seguirán siendo temas de sobremesa, pero las porciones probablemente serán más magras.

(*) “Hasta cuando (abusaras de nuestra paciencia)”. El tribuno romano Cicerón a Catilina, en un debate en el senado, al acusarlo de conspirar contra la republica.

Anuncios

2 comentarios sobre “¿Quousque Tandem…?

    reynaldo garcia cardenas escribió:
    octubre 21, 2008 en 9:11 pm

    Excelente Mons. este es un buen enfoque de lo ocurrido. Yo comente el anterior.
    Reynaldo

    majo ferrel escribió:
    octubre 22, 2008 en 1:42 pm

    …..!!!!!!!!!!!!!!!!!

    einstein tenia razon!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s