Día: octubre 18, 2008

Oscuridad informativa

Posted on Actualizado enn

Hs, 21:35. Modifica el título y edita primer párrafo.

El gobierno ha decidido que los bolivianos no deben ver en vivo el debate congresal sobre la convocatoria a un plebiscito sobre el proyecto de constitución del partido de gobierno. Da la casualidad que ese proyecto puede decidir la vida de este país en los años por venir. Ese proyecto puede ser la ley suprema que regirá a la nación boliviana. Pero el gobierno prefiere que los ciudadanos sólo agucen los oídos y den rienda suelta a la imaginación para decidir por su propia cuenta qué es lo que se debate. La transmision era via internet. El audio del congreso era malo, peor que el que podría surgir de un servidor de la década de los 80. La fotografía estática era de baja resolución y pésima calidad, según la imagen y audio presentados por la red PAT de televisión. Parecía que sólo faltaba un letrero diciendo: Peligro: Imágenes y audio prohibidos.

Un reportero de la red procuró llevar hasta el límite las posibilidades de transmitir en vivo desde dentro del hemiciclo. Fue frenado por la policía y conducido hasta la puerta de calle. Sólo consiguió hablar con un diputado chuquisaqueño quien salía del hemiciclo para desmentir a un diputado del gobierno que juraba que la barrera a la prensa había sido acordada con los líderes de todas las bancadas. “No quieren que el país vea lo que ocurre aquí dentro”, dijo.

La diputada Ninoska Lazarte protestó ante las cámaras. “Esto es el colmo! Se está violando la libertad de información.” Algunos de sus compañeros dijeron que el partido de gobierno aplicaba de hecho el artículo 108 de su proyecto de constitución respecto a la libertad de prensa.

Pero el portavoz del gobierno en el congreso, diputado Jorge Silva, argumentaba ante los periodistas en las afueras del Palacio Legislativo convencido de que no se estaba coartando la libertad de información.

El Vicepresidente Álvaro García, gran parte de cuya carrera política se gestó en la televisión, dijo que la TV oficial sólo transmitiría segmentos de la sesión.

El diputado Silva, tras un diálogo transmitido en vivo y directo con el conductor del programa informativo de de PAT, se comprometió a gestionar ante las autoridades para que los medios puedan transmitir la sesión. El tema iba a ser debatido con las autoridades legislativas del gobierno durante un intervalo en la sesión. La noche siguió y nada se vio de la sesión. 

Afuera, estaba vacía la Plaza Murillo, con la iluminación amarillenta que destacaba la silueta imponente del edificio legislativo. Sólo había guardia policial, algunos legisladores y periodistas. Las cámaras mostraron a unas cuatro personas que sostenían carteles con algunas leyendas, pero no se podía leer lo que decían. El ingreso al público estaba vedado a partir de unos 100 metros a la redonda.

Anuncios