Día: octubre 16, 2008

Rumbo a la noche

Posted on Actualizado enn

Editado el dia viernes, 17 de octubre.

Cuando este jueves el presidente George W. Bush apareció ante las cámaras de TV y anunció la ampliación de los beneficios del ATPDEA a los países andinos, con la excepción de Bolivia, cayó la guillotina sobre miles de empleos (entre 13.000 y 30.000. No hay cifras oficiales exactas) en un país angustiosamente necesitado de empleos estables.

La pérdida del mercado estadounidense para las exportaciones de manufacturas bolivianas representa unos 200 millones de dólares anuales, que dejarán de llegar a Bolivia del mercado más codiciado del mundo porque es el que compra más y paga mejor. En ese mercado apuntalaron su desarrollo los países europeos y Canadá, primero, los asiáticos, incluso Japón, Corea, Taiwán y Singapur, después, y ahora China y una gama de otros que aspiran llegar a la primera división económica del planeta. Pretender que ese mercado puede ser reemplazado por Venezuela o Cuba es una ignorante ingenuidad. Los empresarios bolivianos ya han dicho que en dos años de vigencia de un acuerdo de Bolivia con esos países no han conseguido enviar ninguna cantidad significativa de sus productos. Quien ha vivido en Venezuela sabe lo difícil que es vender allí otra cosa que artículos de lujo, desde relojes de joyería fina y mercado mundial reconocido hasta máquinas y herramientas de alta calidad. Y, por supuesto, whisky de las mejores marcas.

Esas preferencias, sobre las cuales el Presidente norteamericano tiene veto, están vigentes desde principios de la década pasada, como un estímulo para que los países andinos promuevan una economía alternativa a la que genera la hoja de coca.

La mayoría de los marchistas que por millares avanzaban inexorablemente hasta la Plaza Murillo, donde pretendían llegar al amanecer del lunes, probablemente ignoraba que muchos de los empleos de sus compañeros de El Alto desaparecerán en noviembre. Teóricamente, sólo les interesa el voto de los diputados de oposición, por las buenas o las malas, para que convoquen a la constitución que los asambleístas del gobierno aprobaron en noviembre pasado en Oruro.

Todo esto bajo la mirada de observadores que vinieron especialmente para ver el espectáculo, interno y externo, del Palacio Legislativo. Estoy seguro que no se arrepentirán de haber venido. Tendrán mucho para contarle a sus hijos y nietos.

Los marchistas eran flanqueados en algunos segmentos por caporales que indicaban el paso a seguir. Al mediodía del jueves,algunos amigos vieron a los caporales (y caporalas) blandiendo sus chicotes y haciendo chispear sus espuelas para ordenar la marcha. Eso marcaba también el grado de espontaneidad de los concurrentes y el carácter supuestamente democrático que prevalecía sobre los marchistas.

Pero el climax de la marcha, iniciada esta semana por el propio presidente Evo Morales, deberá llegar el lunes, al concentrarse en los alrededores del Congreso. Durante la jornada de este jueves llegaron legisladores de oposición con comida en latas y alimentos secos para permanecer en el edificio y evitar una repetición de la sesión de febrero cuando militantes oficialistas con fotografías de los legisladores opositores en la mano para identificarlos, cerraron el paso de algunos para evitarles intervenir en votación que se avecinaba. Se iba a votar una ley del seguro social.

Pero en este detalle dramatico se puede comprobar la magnitud del desafío que se vive en Bolivia. Los campesinos -más bien quienes los dirigen- quieren aprobar a toda costa un proyecto para convocar a una constitución amanada que a lo largo del tiempo -antes que tarde- no hara sino complicar la vida del continente sudamericano.

La sesión del congreso estaba programada para hoy, después fue aplazada para el viernes y por último hasta el sábado. Algunos parlamentarios –la TV mostró a dos mujeres- pidieron al vicepresidente García Linera garantías para su seguridad. El vicepresidente, presidente nato del congreso, respondió indirectamente, diciendo que esperaba que hasta el lunes hubiese un acuerdo para convocar a la sesión y a partir de allí todo el proceso legislativo se desarrollaría con normalidad. También negó terminantemente que la sesión sea transmitida en directo por la TV para que la audiencia boliviana pueda ver su desarrollo. Es decir, el tema magno de los bolivianos,  en el se discutirá la vida de su nación, tanscurrirá para ellos en la oscuridad. Es un  drama orwelliano, un trasnochado “1984” de la libertad de prensa que se quiere imponer a traves de ese proyecto constitucional.

Anuncios

Importaremos gasolina

Posted on Actualizado enn

 

En 2009 importaremos gasolina (!) algo que no hicimos en los últimos 50 años. ¿De dónde? De Chile, que no es productor de petróleo. Todo esto, a menos de tres años de haber ocupado las refinerías y los campos productores de gas. Lo dice El Deber de hoy, citando fuentes de la industria. No se conocen los volúmenes a ser importados, ni el costo. Pero no serán volúmenes insignificantes, en momentos en que sobre el horizonte se vislumbra una caida de los ingresos de divisas al disminuir los precios, en general, de las materias primas. Lo mismo que las remesasmque envian los capitales extranjeros de Bolivia: sus fatigados emigrantes.