Mes: septiembre 2008

El séptimo dia

Posted on Actualizado enn

Todo mundo parecía mucho más tranquilo, a pesar de que unos dos mil o tres mil campesinos que no se habían desbandado, se reunieron en Montero e ingresaron a la plaza central de esa ciudad, a 45 kilómetros de Santa Cruz, en medio de explosiones de cartuchos de dinamita antes de dispersarse, no se sabe si por completo o si fue apenas un repliegue. El gobierno ha estado insistiendo en que lo que se ha abierto es apenas una tregua y que sigue corriendo el plazo para que los prefectos de la Media Luna suscriban el papel que les dejó el presidente Evo Morales antes de irse a Nueva York donde pronunció un discurso, con escasa audiencia y contenido repetitivo. Parecería que le cuesta cada vez más vender la imagen de representante de indios abusados por una oligarquía inclemente del oriente boliviano (nunca habló de oligarquías en el occidente de Bolivia, algo extraño que en algún momento deberá ser aclarado).

La jornada fue de una calma festiva, pues el departamento conmemoró su aniversario sin desfiles ni actos cívicos. También fue aniversario de Pando, el más pequeño y más joven y menos poblado de los departamentos de Bolivia (unos 60.000 habitantes). Pero el aniversario será una fecha que muchos pandinos preferirán olvidar. El departamento está ocupado militarmente por el estado de sitio, su prefecto Leopoldo Fernández, electo dos veces mayoritariamente, está preso en La Paz y entre los cientos de activistas del gobierno que se reunieron en las últimas noches para prevenir su traslado a otro lugar, hubo algunos que reclamaban que se le aplicase “la justicia comunitaria”. El ingreso a Cobija aún ofrecía dificultades, pese a que el presidente Morales aseguró el martes por la noche a Patricia Janiot, de CNN en Español, que no había problemas en movilizarse hacia ese departamento, donde hace dos semanas ocurrió un violento choque entre fuerzas adversas y aún se desconoce con exactitud cuántas personas murieron. Con expresion de cansancio, las flaquezas del mandatario, sus dificultades para defender articulada y convincentemente sus puntos de vista fueron visibles, especialmente cuando tuvo que explicar aquello del golpe civico-prefectural.

La jornada estuvo salpicada de especulaciones sobre lo que ocurrirá mañana, al reanudarse el diálogo gobierno-prefectos, con la presencia del presidente Morales y los observadores de las Naciones Unidas, iglesias Católica y protestantes, Comunidad Europea, UNASUR y OEA. El gobierno les ha dado un ultimátum a los prefectos para que firmen hasta el jueves un compromiso para hasta el día 15 de octubre allanar el camino para convocar a un referéndum para un proyecto de constitución del partido de gobierno. El proyecto contiene cuando menos dos docenas de ilegalidades listadas por el Colegio de Abogados.

Estos días serán también políticamente frenéticos.

El sexto día

Posted on Actualizado enn

 

Primó una cierta cordura en la tarde y los miles de campesinos que marchaban sobre Santa Cruz recibieron instrucciones (del gobierno?) de frenar el avance y suspender el cerco que habían tendido alrededor de la ciudad y que empezaba a estrecharse. Pero sólo como “cuarto intermedio”, que en lenguaje boliviano significa una breve tregua. Las versiones y los hechos conocidos al final de la jornada hacían presumir que podríamos estar a las puertas de algo mas que una tregua de corta duración. 

Con muchas miradas del mundo puestas sobre Bolivia, y una inminente reunión en la cumbre de UNASUR en Nueva York, donde ha convergido la mayoría de los mandatarios del mundo, habría sido embarazoso para el presidente Evo Morales conversar con sus colegas mientras sus correligionarios en Bolivia marchaban amenazantes por millares para ocupar la urbe más poblada de este país, ya en dificultades por la falta de alimentos.

Además, resultaba incongruente que mientras hablaba contra el terrorismo en la tribuna universal, sus seguidores atemorizaban a pequeñas poblaciones (Buena Vista, por ejemplo), con estallidos de cartuchos de dinamita y la gente se veía obligada a encerrarse en sus casas (El Deber, 22-09-08, Pag. 8), y corrían a pedradas y palazos a un grupo de fiscales que intentaba persuadir a grupos de campesinos en marcha sobre Santa Cruz a entregar sus armas de fuego. Es decir, la ley era corrida a pedradas y palazos. En este último episodio, también los periodistas, como ya es casi una norma en Bolivia, fueron golpeados.

Bajo esta óptica, no parecia sólo coincidencia que al aproximarse la hora de la intervención del presidente Morales, sus seguidores en los alrededores de Santa Cruz hubiesen empezado a hablar de un “cuarto intermedio”. Al concluir su discurso, por las radios se propalaba la versión sobre una tregua. Era la misma que planteó el presidente Morales al viajar ayer a Nueva York, cuando dejó una propuesta para que los prefectos la analicen y firmen hasta el jueves, cuando el estara de vuelta,  de modo que hasta el 15 de octubre se tenga todo listo para llamar a plebiscito sobre el proyecto de constitución del partido de gobierno. En su propuesta, el gobierno aceptaba incluir en su proyecto solamente los estatutos de los cuatro departamentos autonomistas (Santa Cruz, Beni, Pando y Tarija) previa conciliación de textos. Era como un “pequeno Munich” 70 años después del de 1939, en el que Inglaterra y Francia capitularon ante Hitler.  El prefecto (gobernador) cruceño Rubén Costas dijo que no aceptaría “ningún chantaje”.

El factor Bachelet

Esta noche, el programa televisivo Sin Letra Chica conducido por el conductor de ese espacio, Carlos Valverde divulgó una hipótesis del porqué ocurrió el repliegue del avance campesino. Fue resultado, afirmó, de una acción firme y sigilosa de la diplomacia chilena. El delegado de la presidenta Michelle Bachelet para el diálogo, embajador Juan Gabriel Valdez, hizo saber, de acuerdo a la versión de Valverde, que su pais se retiraría definitivamente del diálogo si continuaba el avance campesino sobre Santa Cruz y  se registraban nuevos hechos de sangre. Su interlocutor, el vicepresidente Alvaro García Linera, escuchó al diplomático chileno que le decia que para su pais, dijo Valverde, la nota de una página dejada por el presidente Morales para que los prefectos firmen, constituía un chantaje inaceptable.

“El tiempo me dará la razón. Pueden negarlo cuantas veces les de la gana. Pero es verdad”, dijo el presentador. Despues retransmitió una entrevista de una cadena norteamericana de televisión y la suspendió pues dijo que le averogonzaba que el presidente no pudiese responder debidamente a las preguntas de la entrevistadora. 

El prefecto de Beni, Ernesto Suárez, confirmó la versión de que el gobierno habia chantajeado a los prefectos autonomistas para que firmen el acuerdo que pretende el presidente Morales y habló de supropia experiencia. Suárez dijo que habia llamado al vicepresidente Garcia para dar un alivio a las penurias que empiezan a sentirse en su departamento, sujeto a severos racionamientos de energia y alimentos. “Dejen cuando menos pasar a los carros cisternas que trasladan combustible”, afirmó Suárez haberle dicho al segundo mandatario. El vicepresidente, dijo, le habia contestado: Es muy simple, firme el documento (dejado por el presidente Morales). Y ahi acabó la gestión humanitaria del prefecto.  

Este blog habia escuchado en la tarde una versión similar, que incluia a Brasil en la gestión sigilosa, que pretendia mostrar que el grupo de observadores tiene una misión pacificadora y que su voluntad es cumplirla con toda seriedad. Las cosas empiezan a ponerse complicadas para del presidente Morales. Puede haber creido que el apoyo que le prestaron en Santiago sus colegas sudamericanos era una carta blanca. No era asi.

Hasta bien avanzada la noche no se conocia ninguna opinión oficial sobre la hipótesis del conductor televisivo ni sobre la versión del prefecto beniano.

El ambiente noticioso se enrareció más cuando el presentador mencionó una versión que habia circulado durante gran parte del dia: que habia venezolanos entre los muertos en las refriegas del 11 de septiembre. La versión fue desmentida por autoridades militares del lugar. Pero despues llegó una versión adicional leida por Sin Letra Chica: dos venezolanos habrian sido detenidos en Brasilea, frente a Cobija, capital de Pando, por la Policia Federal de Brasil, y deportados (a Venezuela, imagino). Ayer habian sido amonestadas, segun informes periodisticos, tres personas de esa nacionalidad en aquella ciudad brasilena fronteriza frente a Cobija. Ambas se unen por un puente) al ser sorprendidas fotografiando a bolivianos que han cruzado la frontera en busca de refugio en el vecino pais.

El hecho, de confirmarse, puede introducir un elemento de implicaciones muy graves en la disputa en curso en Bolivia y exigirá un esclarecimiento formal.  

En Santa Cruz imperaba una curiosa mezcla de expectativa y temor. El comercio funcionó bajo una normalidad aparente, pero casi todos cubrieron sus vitrinas, incluso muchos restaurantes, estaban con planchas de madera para minimizar eventuales destrozos. Era como cualquier ciudad del Caribe preparándose para la venida de un huracán.

Mañana empieza, pues, una nueva vuelta en el pugilato gobierno-autonomistas.

Pando o F 451

Posted on Actualizado enn

Una amiga me envio este video de la toma del aeropuerto de Pando. Lo comparto con Uds.

 

El quinto dia

Posted on Actualizado enn

  La jornada se volvió tensa a mitad de la tarde, cuando se supo que los palazos y las pedradas, tan de moda en la vida politica boliviana de los ultimos tiempos, les habían llegado a los fiscales. La radio dijo que unos 50 de ellos habían marchado al encuentro de un grupo de marchistas campesinos rumbo a Santa Cruz. No llegaron a realizar ninguna gestión. Los representantes de la justicia fueron corridos a palos y piedras lanzadas por temibles hondas. Una piedra acertó en el ojo derecho del chofer de uno de los fiscales y esta noche podía perderlo. La versión de que a un fiscal le habían fracturado la pierna de un palazo no fue confirmada (la habían dado reporteros de radio Fides). Los fiscales corrieron como quizá nunca en su vida, escapando de las piedras y de la compacta avalancha de campesinos que venía por atrás. Al final, las cosas se calmaron. Los fiscales dijeron que continuarían por las proximidades del lugar, en procura de cumplir una delicada función: verificar que los campesinos no ingresen armados a Santa Cruz. De otros grupos de campesinos que avanzan sobre Santa Cruz, la televisión tenía muchas tomas de campesinos armados con fusiles Máuser y pistolas. Fue la primera vez que los fiscales salieron a intentar cumplir su misión e interceptar una marcha campesina. Ha sido un acto noble, pues buscaba contribuir a la pacificacion. Una periodista de televisión fue maltratada. Sin justificar la violencia de hoy, antes había sido notoria la ausencia de fiscales en hechos similares. Lo ocurrido hoy demuestra -es necesario decirlo?- que la violencia es mala y perversa, venga de donde venga. Y que las armas, más que defender, matan. Sean piedras, palos o balas.

La llegada de los campesinos a la ciudad está prevista para el jueves. Creo que todos, honestamente, esperan que lo ocurrido hoy no sea un anticipo de lo que puede ocurrir en la ciudad. Terbinto, el lugar donde dirigentes politicos de San Cruz fueron masacrados por campesinos violentos hace 50 anos, todavia esta fresco en la memoria de este departamento.

El alcalde Percy Fernández ordenó que no haya desfile escolar mañana y ninguna celebración oficial en la fiesta de Santa Cruz, el 24 de septiembre, algo que no ocurría desde la Guerra del Chaco (1932-35). Un penoso registro de que los bolivianos vivimos bajo una guerra civil de baja intensidad __todavía.

La noche se agitó con la noticia de la decisión de un juez en La Paz de dar cumplimiento a la orden de la Corte Suprema para trasladar a Sucre al prefecto de Pando y todos los antecedentes del caso (matanza en Pando). La noticia hizo que de inmediato se formaran cordones humanos alrededor del Penal de San Pedro, en La Paz, donde se encuentra recluido el dignatario departamental. El gobierno insistió en que no dejará que el prefecto salga de La Paz, donde está en calidad de confinado.

 

 

Fiscales en estampida

Posted on Actualizado enn

No habrá actos cívicos de homenaje a Santa Cruz

Un grupo de unos 50 fiscales que esta tarde se dirigía al encuentro de campesinos que marchan hacia Santa Cruz fue repelido a pedradas y palazos por la multitud indígena. El chofer de uno de los vehículos estaba cerca de perder un ojo, víctima de una pedrada, y un fiscal tuvo la pierna fracturada por un palazo, informó radio Fides (este ultimo hecho no fue confirmado por el portavoz de los fiscales). Una joven periodista fue corrida del lugar y tuvo que esconderse entre los arbustos. La joven dijo que quienes la perseguían y detuvieron momentáneamente le manosearon el cuerpo.

El Alcalde de Santa Cruz, Percy Fernández, suspendió el desfile cívico previsto para mañana como conmemoración de la fecha cívica de Santa Cruz. La TV dijo que Santa Cruz no había suspendido sus actos cívicos desde la Guerra del Chaco con Paraguay (1932-35). “No hay garantías… Los campesinos no están viniendo acá para rezar”, dijo. El alcalde también convocó a la ciudadanía a no dar importancia a los campesinos. “Procuremos no dar pelota a los que están desafiándonos”, dijo. Pidio tambien a la policia y a las Fuerzas Armadas a salir a la calle para preservar el orden y evitar choques sangrientos entre la ciudadania y los campesinos en marcha hacia la ciudad.

Tras el ataque campesino, los fiscales escaparon. Pero dijeron que insistirán en su tarea para evitar que el grupo realice sin armas su marcha a la ciudad.

Poderes en conflicto: la pugna sigue

Posted on Actualizado enn

Un juez ratificó esta noche una orden de la Corte Suprema de Justicia y ordenó la remisión de a Sucre del prefecto de Pando, Leopoldo Fernández, junto a todos los antecedentes del caso que ha puesto frente a frente a los poderes judicial y ejecutivo de Bolivia.

Fernández es responsabilizado por el gobierno de una masacre en aquel remoto departamento, sobre la frontera con Brasil y Perú. Aún no ha tenido lugar el juicio, pero está preso y confinado en La Paz por una orden del gobierno desde la semana pasada.

El gobierno todavía resistía a la orden y la abogada de algunas de las víctimas de esa masacre, en número aún no establecido oficialmente (varía de 12 a 16, según la fuente informativa, inferior a los más de 30 y hasta de un centenar de los que se hablaba el día de la matanza, el 11 de septiembre).

El juez Álvaro Aramayo, 6º de instrucción en lo penal, ratificó la orden que inicialmente partió de Sucre, el pasado fin de semana, y  que el dignatario departamental deberá ir a Sucre y que estará detenido en el edificio del máximo tribunal. El prefecto goza de juicio de corte segun el tribunal.

Pero la parte acusatoria dijo que la orden era un “tráfico de influencias” y que el juez que dio la orden ya había sido recusado antes de impartirla. “Podemos hacer muchas cosas (en el área legal), pero nadie puede sacar a Fernández de La Paz, pues es un confinado político,” dijo la abogada Mary Carrasco.

El día de su detención, autoridades del gobierno anticiparon que recibiría 30 años de cárcel. En la noche, se formó una turba en los alrededores del Penal San Pedro, donde Fernández está recluido, para impedir su eventual traslado.

Tras el pugilato legal de hoy, la suerte de Fernández era todavía una incógnita.

El cuarto día

Posted on Actualizado enn

Actualización con nuevo encabezamiento y con la posición de los prefectos

La jornada empezó con la luz moribunda de la esperanza en torno al diálogo de Cochabamba. La esperanza entró en un ciclo diástolo-sistólico pues por momentos desapareció en medio de anuncios de que padecia de serios tropiezos, para luego reaparecer con informes sobre la continuidad de los encuentros, testimoniados por delegados de las Naciones Unidas, Unión Europea, iglesias Católica y protestantes, OEA y UNASUR.

El dialogo resbaló en la insistencia del gobierno en otorgar una semana de plazo para que los prefectos firmen un documento que permita, entre otras decisiones, que el 1 de octubre el congreso convoque a un plebiscito sobre el proyecto de constitución del partido oficial.

Pero el proceso se puso de pie una hora más tarde cuando el prefecto de Tarija, Mario Cossio, dijo que a pesar de “interferencias” para perjudicar el proceso de diálogo, las regiones que él y cuatro de sus colegas a quienes representa no lo romperán y que las sesiones estarían suspendidas hasta el jueves cuando retornaría el presidente Evo Morales de su viaje a las Naciones Unidas.

En principio, el vicepresidente había presentado un documento pre-agenda de las negociaciones el que se estipulaba que los negociadores tendrían hasta un mes para concluir su trabajo. El presidente Evo Morales presentó luego un documento adicional que fijaba 10 días para acabar el trabajo y dar paso a la convocatoria para aquel plebiscito, unánimemente criticado por la oposición y juristas que consideran que su contenido es excesivamente socializante. El proyecto fue aprobado dentro de múltiples irregularidades, de acuerdo con el Colegio de Abogados de La Paz, en ausencia de la oposición y en algunos casos sólo con la lectura del índice del texto.

“En vez de aproximarnos, nos hemos alejado”, dijo el Viceministro de descentralización, Fabián Yasick. Culpó a la oposición del traspié, y pidió a sus rivales políticos “por lo menos llegar a un acuerdo inicial”, que incluiría la realización del plebiscito. “Cuidado con que abortemos todo lo que hemos avanzado”, dijo. “Ojalá que esto no signifique una ruptura”.

El hueso de la discordia fue, al parecer, la decisión de los prefectos opositores de no acompañar al gobierno en la convocatoria a referéndum. “Seguiremos esperando una propuesta razonable”, dijo el Viceministro.

El presidente se dispone a viajar a Nueva York a la Asamblea General de la ONU, y al parecer esperaba llevar consigo un pre-acuerdo con sus opositores que le conferiria un perfil pacificador. Y, sin perder la cara ante sus seguidores, podria pedirles que suspendiesen el bloqueo a Santa Cruz.

Cossio dijo que había hecho notar a los representantes del gobierno que no era competencia de los prefectos determinar leyes de convocatorias para plebiscitos nacionales y que esa era tarea del Congreso. Informó que los prefectos habían presentado tres propuestas: una para que las comisiones sobre el Impuesto directo a los Hidrocarburos (recortado por el gobierno) continuasen trabajando hasta conciliar puntos de vista, otra que indicaba que los prefectos estaban dispuestos a “acompañar” una convocatoria a plebiscito con tal que el proyecto de constitución contemple plenamente las autonomías departamentales, al igual que los ajustes que incluyan las observaciones que se han hecho al texto a lo largo de todo este año, y una tercera que reiteraba la necesidad de una profunda purificación del padrón electoral por técnicos de la ONU, Unión Europea y OEA antes de ingresar a cualquier elección.

En otras palabras, “resetear” el proyecto del MAS, que los prefectos y la oposición política consideran excesivamente socializante y de gestación irregular.

El frío invernal –tal vez el último “surazo” de la temporada de este año-se volvió más agudo con un anuncio del propio presidente: que el cerco tendido por campesinos oficialistas alrededor de Santa Cruz tiene similitud con el que hace más de dos siglos protagonizó el conductor indígena Julián Apaza, mejor conocido como Tupac Katari.

“Este levantamiento (de campesinos alrededor de la capital) del departamento de Santa Cruz lo comparo con los levantamientos de Tupac Katari”, dijo el presidente en Cochabamba.

Katari protagonizó dos cercos. Uno de 109 días y otro de dos meses, ambos con decenas de miles de indígenas sobre la ciudad de La Paz (40.000, dicen los historiadores), antes de ser capturado y condenado a morir descuartizado el 15 de noviembre de 1871. La intención del dirigente indígena era expulsar a los españoles y restablecer el imperio de los Incas. Desde entonces y hasta la emergencia de Morales como dirigente campesino, no había habido cercos sobre La Paz, que fueron frecuentes en años pasados y ayudaron al actual presidente a llegar a la primera magistratura.

Contrariamente a La Paz, rodeada de montañas, Santa Cruz es llanura. Pero hacia este lugar marchan ahora miles de campesinos que bloquean sus rutas terrestres más importantes hacia el resto del país. Los campesinos presionan para que los prefectos reunidos en Cochabamba, al centro del país, aprueben el proyecto de constitución del partido de gobierno. Provenientes de los valles bolivianos y de las regiones mineras, esta noche habían pasado Buena vista, a hora y media en automóvil desde la ciudad. Al llegar a ese centro, de unos 10.000 habitantes, lanzaron dinamitas frente a una oficina de entidades opuestas a las políticas del gobierno. La mayoría de los pobladores se encerró sus casas. La versión que había en Santa Cruz era que la marcha continuaba rumbo a esta ciudad.

El prefecto Rubén Costas, al hablar desde Cochabamba, dio un mensaje pacificador que puede haberle valido un punto valioso, especialmente ante los observadores de proceso de diálogo. Dijo que la ciudad no reaccionará a un eventual ingreso campesino.

Tras subrayar que los departamentos contrarios al gobierno habían cumplido con levantar bloqueos y devolver instituciones que habían tomado a fin de facilitar el diálogo, dijo:

“Hoy, el gobierno, los movimientos sociales del MAS (partido de gobierno), tienen cercada a Santa Cruz. Esto busca una presión, un chantaje y que no trabajemos de forma tranquila. Pero quiero decirle al pueblo boliviano, especialmente a Santa Cruz: Estamos haciendo todos los esfuerzos por la pacificación del país. Santa Cruz no responderá a las agresiones ni a la violencia. Creemos que no debe haber un boliviano más que muera producto de la violencia y los desencuentros. No vamos a permitir que esto suceda. Si los movimientos sociales avanzan sobre Santa Cruz, no encontrarán violencia. Encontrarán un pueblo en paz. Nosotros no tenemos un ejército, no tenemos armamento, tenemos un ejército de gente libre que quiere que se restablezca el estado de derecho”. Luego convocó a todo el departamento de Santa Cruz a recibir “con los brazos abiertos” a los eventuales invasores, de la misma manera que el departamento ha recibido a unos 500.000 bolivianos (40 por ciento de la población total) de otras regiones que ahora residen el departamento.

El ambiente en Santa era tranquilo. Su festiva Feria Exposición agro-Industrial cumplia su tercera noche con numerosa concurrencia.

Un Nuevo Prefecto

Posted on Actualizado enn

El gobierno avanza raudamente en su política de consolidación de la ocupación militar de Pando. Ayer designó prefecto a un militar del servicio activo: la primera desde Luis García Mesa, dicen analistas consultados por Radio Panamericana. El prefecto del gobierno es el almirante Landelino Rafael Bandeira.

El prefecto tiene al frente, literalmente al frente, en Brasilea, el desafío de cientos de pandinos que escaparon y buscaron refugio, temerosos de la acción militar en su departamento. No serán una oposición fácil. Las comunicaciones desde allí con Bolivia son fáciles y una manera de comunicar informaciones de lo que ocurra en Cobija.

El tercer dia

Posted on Actualizado enn

 

La jornada amaneció tranquila, nublada y fria, con muchos rostros risueños en Santa Cruz tras la inauguración de su feria Exposición, la más importante de Bolivia, a pesar de las amenazas de marchar sobre la ciudad por parte de los campesinos que aún bloquean la urbe. En Cochabamba, al centro del pais, habia  miles –calculan los diarios- que rodeaban la zona donde se reúnen prefectos y delegados del gobierno, ante observadores internacionales, para ver si consiguen aproximar puntos de vista y pacificar el país. Hasta ahora no se nota ningún avance substancial, a pesar del empeño del presidente Evo Morales, quien aspira viajar a Nueva York esta semana entrante y participar de la Asamblea general de las Naciones Unidas con un ramo de olivo como señal de una pacificación aún distante de Bolivia.

Una de las nubes que cubren el cielo del presidente es la decisión de la Corte Suprema de Justicia de ordenar a un fiscal que se inhiba en el proceso contra el prefecto de Pando, Leopoldo Fernández, y el silencio del máximo tribunal a las presiones del Poder Ejecutivo para que desista de su orden. El juez William Dávila decidió apartarse del proceso y esquivar así la orden de enviar a Sucre, la capital legal boliviana, de todos los obrados de la acusación contra el prefecto. Fernández es acusado de genocidio por la matanza de un número de campesinos que varía entre 10 y 14 el 11 de septiembre.

El episodio, sin embargo, está todavía rodeado de muchas interrogantes que sólo una investigación independiente permitirá responder. La Corte Suprema juzgó que la detención del prefecto fue irregular y que debe ser juzgado por ese alto tribunal, debido a su condición de mandatario departamental, electo democráticamente. Pero voceros del gobierno dijeron que no permitirían cumplimiento de la orden.

El prefecto fue detenido en el fragor de un estado de sitio impuesto por el gobierno del presidente Morales, el primero en sus 32 meses de gobierno, que tiene a la pequeña ciudad de Cobija bajo ocupación militar. Cientos de “cobijeños” que se han refugiado en la vecina ciudad de Brasilea, en Brasil, temerosos de los rigores de la ocupación, dieron ayer un respiro de alivio cuando las autoridades vecinas dijeron No a un pedido de los militares bolivianos para que los refugiados fuesen expulsados de vuelta a Bolivia (El Deber y El Nuevo Día, sábado 20 de septiembre).

Se esperaba que hoy empezasen las investigaciones de dos misiones –una del Senado y otra de la Cámara de Diputados- que debían llegara Cobija durante la jornada.

De forma paralela corría (o no corría) el diálogo prefectos-gobierno en Cochabamba, bajo la mirada de observadores de las Naciones Unidas, la Unión Europea, las iglesias católica y protestante, y la OEA. La ciudad fue el viernes centro de una marcha bulliciosa de cooperativistas mineros. La marcha fue salpicada por algunos estallidos de dinamita, una originalidad que probablemente no era muy conocida por algunos de los delegados internacionales.

Por qué 2/3 no se imponen sobre 1/3

Posted on Actualizado enn

Nota: Ciertos lectores encontraron que algunos elementos del articulo no estaban suficientemente comprensibles. Por eso he agregado, en letras cursivas, algunos remaches. 

Muchos se jalan los cabellos para responder por qué los dos tercios de votación del 10 de agosto, de los que se ufana el presidente Evo Morales, no consiguen imponerse. Al contrario, generan tal resistencia que los cadáveres resultantes de esos 2/3 se amontonan por docenas. Es un derramamiento de sangre insospechado cuando recibió el 53,7% con que ganó en 2005.

Con Pitágoras es simple. Su teorema es fácilmente verificable. No ocurre así con la formulación de por qué dos tercios no pueden superar a un tercio, pero las bases del planteamiento son fascinantes. En el semanario Pulso (17-23 de agosto), el analista Diego Ayo, ofrece la novedosa explicación del porqué el gobierno está en la defensiva pese a esa mayoría.

El analista subraya que Víctor Paz Estenssoro, con el 26% de votos (la mitad de Morales 20 años después), tuvo más poder y más capacidad para realizar verdaderos cambios estructurales.

Ayo reconoce que la victoria del 10/08 confirió al presidente Morales la iniciativa para establecer “una agenda pública nacional”, pero recalca que eso no le da derecho a una hegemonía, menos aún con los resultados también altos de los dirigentes de la Media Luna. Y en un interesante desafío sugiere que “la tesis el empate histórico (algunos lo llamarían catastrófico) exhibe una simetría de fuerzas que no condice con la realidad”. (Es decir 67% vs. 33% ofrecen a primera vista una diferencia substancial. Pero tal diferencia cae drasticamente cuando se examinan los argumentos del autor, que explica las debilidades de tal 67%).

Hay un vencedor incuestionable”, dice. “Empero, debe jugar con ciertas reglas”.

Ayo señala que todo gobernante debe tener en cuenta tres condiciones para determinar si puede realizar cambios estructurales: a) El número de actores involucrados, b) Diferencia y similitud entre los actores, y c) Grado de cohesión de esos actores. Luego señala las premisas de cada condición. Para a): Más involucrados los actores, más difícil alcanzar acuerdos. Ejemplo: Una promoción quiere ir a cenar. Al consultar dónde, habrá tantas propuestas como el número de participantes. Si los comensales son dos o tres –y mejor si se conocen- el acuerdo es inmediato. Para b): Mayor la distancia ideológica o programática entre los actores, menor la posibilidad de emprender reformas y, por tanto, menor la posibilidad de alterar el status quo. (Este era el caso entre Banzer, el MIR y Paz Estenssoro: no tenian mayores diferencias y podian coexistir felices y contentos). Para c): Mayor cohesión interna de los actores, mayor la posibilidad de vetar cualquier reforma. Y por tanto menor la posibilidad de cambios. Es decir, si el actor está organizado permanentemente, es más difícil conciliar con él. Ejemplo: Una marcha gay en San Francisco reunió más de un millón de personas, que al día siguiente se dispersó y sus demandas quedaron en el papel, lo que permitió al gobierno reformar sin consultar. “Diferente es –dice Ayo- cruzarse con “sociedades” bien organizadas como el movimiento cocalero o el Comité pro Santa Cruz. Tienen una organización sólida y duradera. Ninguna reforma puede emprenderse sin su consentimiento”.

Ayo coloca una calificación de 1 (excelente) a 3 (pésimo) en las condiciones. Paz Estenssoro no tuvo problemas en aliarse con Bánzer y formar una sólida mayoría. Sus bases no los cuestionaron. No ocurre lo mismo con las del MAS, más dispuestas a jugarse por una supuesta pulcritud partidaria. En la primera condición Paz tenía un punto (excelente) y Evo Morales tres. En la segunda condición (calidad de los actores), entre VPE y Banzer y sus respectivas bases las diferencias eran más personales que ideológicas. Con el MAS y Evo Morales las diferencias son ideológicas y programáticas: economía de mercado vs. estado centralista. Aquí también VPE tiene 1 y Morales 3, pues a VPE le era más fácil trabajar con sus bases y pactar con sus adversarios. Y en la tercera condición (cohesión de los actores), las izquierdas aún están fraccionadas, mientras la oposición es atraída centrípetamente por las prefecturas y comités cívicos opositores. El autor recuerda que VPE llegó a contar con 26 de 27 senadores. Evo Morales no no controla el senado, y a eso se agregan cinco departamentos con prefectos opositores.

Como las condiciones de partida de Morales están lejos de las de VPE, se impone una realidad: concertar para poder implementar.

Conclusiones: Morales con el 67% no es igual a VPE con el 26%. Y desde el 10/08 no hay un empate técnico. Hay un vencedor. “Pero es un vencedor que debe atenerse a determinadas reglas”, concluye. “Las reglas del compromiso político”.