Bolivia, ¿futuro cliente del gas brasileño?

Posted on Actualizado enn

El diario O Estado de São Paulo, uno de los más influyentes y mejor informados de Brasil, trajo el viernes una información que resalta la frase de un alto ejecutivo de la Asociación de Geólogos brasileños: “Extraeremos tanto gas que olvidaremos a Bolivia”.

 La afirmación debería hacer reflexionar a los ejecutivos bolivianos de la política petrolera y hacerlos pensar en las consecuencias (que el pais ya padece, pues no consigue cumplir  contratos) de actuar sin mirar el futuro ni crear condiciones de mutua confianza con los clientes vecinos. Podemos encontrarnos ante el mayor fiasco económico de la historia pues, al generar desconfianza en Brasil  nos hemos comido  la gallina de los huevos de oro. Si se cumple lo que dice esta información, tendremos comida hoy y hambruna mañana.

El artículo subraya: “El fondo de las aguas de la Bahia de Campos, puede contener más gas que el que tiene Bolivia, país del cual Brasil se volvió dependiente en los últimos años”. 

 

La afirmación la formuló el jueves el presidente de la Asociación Brasileña de Geólogos (ABPG), Marcio Mello, para quien la región en la que fue descubierto el campo de Mexilao debe contener reservas de gas de hasta 85 billones de metros cúbicos. Las reservas certificadas de Bolivia llegan hoy a 56 billones de metros cúbicos. (La cifra boliviana, en verdad, es menos de la mitad de la citada por el geólogo). Otro volumen brasileno semejante aún no está confirmado.

La nota agrega: “Es un volumen importante de gas, próximo a mayor mercado consumidor (Sao Paulo) que podría resolver nuestros problemas energéticos”, afirmó Mello. En la actualidad, Brasil importa 30 millones de metros cúbicos diarios de Bolivia. Ese volumen cubre la mitad del consumo brasileño. A comienzos de mes, los suministros fueron reducidos por causa de la acción de grupos opositores al gobierno de Evo Morales que llevó a Petrobras a activar un plan de contingencia para evitar desabastecimientos.

“Vamos a encontrar tanto gas (en la Bahia de Santos) que nos olvidaremos de Bolivia”, dijo el ejecutivo en entrevista con el diario paulista. Firmado en 1996, el contrato de importación brasileña de gas boliviano ya enfrentó varios tropiezos en los últimos años. Primero, fue la nacionalización de las reservas del vecino país en 2005. Desde entonces, una sucesión de conflictos políticos han estado creando sobresaltos en el mercado, siempre con el riesgo de la interrupción de los envíos de gas. Para los especialistas, la incertidumbre debe durar hasta 2010, cuando Mexilhao empezará a produc ir, reduciendo la dependencia de Bolivia.

Mello dijo que enorme potencial de los descubrimientos en la Bahía se encuentra encima de los lechos de sal, cuya exploración tiene lugar desde antes del fin del monopolio estatal del petróleo. Mexilhao, por ejemplo, fue descubierto en un bloque concedido a Petrobras en 1997, dentro de un bloque de áreas que la empresa tenía desde los tiempos del monopolio estatal. “Es una cuestión que preocupa. Vamos a gastar fortunas, un esfuerzo fantástico en las láminas pre-sal, y sin embargo tenemos en las aguas rasas y semi-rasas importantes reservas de gas”.

Las reservas brasilenas de gas se sitúan en alrededor de los 35 billones de metros cúbicos. Parte de la producción, sin embargo, no llega al mercado por falta de capacidad para transportar el combustible o por la necesidad de reinyectar el producto en los yacimientos productores de petróleo, necesario para extraer el hidrocarburo líquido de los pozos.

Según el técnico, el potencial a ser descubierto debajo de los niveles salinos puede llegar a los 2 billones de barriles.

“El nivel pre-salino es una oportunidad fantástica, pero no podemos olvidarnos del que está debajo”, agregó.
Brasil produjo hasta ahora 1,2 billones de barriles de los niveles post-sal. En esa categoría están los mayores campos productores actuales, como Marlim y Roncador, en la bahía de Campos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .