La Bolivia que quiere ser primitiva

Posted on Actualizado enn

 Bajo este título, la revista brasileña Veja, conservadora, publicó el pasado 21 de septiembre un reportaje sobre Bolivia. Con mas de un millon de ejemplares de circulación semanal (Wikipedia), la revista es la mayor de Brasil, la mayor de lengua portuguesa y la mayor de América Latina.Y tal vez la tercera en el mundo, despues de Time y Newsweek. Cada subtitulo, con el nombre del autor, viene acompañado de una fotografía, a la que corresponde el texto que sigue al subtitulo. Algunos parrafos del reportaje traen otros detalles que vale la pena leer (Veja.com.br, para los que leen portugués), pues revelan -o reiteran- aspectos de la Bolivia actual no suficientemente divulgados..

 

De La Paz

 

A los bolivianos también les falta el gas (Un drama diario de gran parte de las familias bolivianas, que ni se sospechaba que ocurriria cuando se llevo a cabo la llamada nacionalizacion de los hidrocarburos, mayormente bajo control y administración de la brasileña Petrobras). 

 “Aqui hay filas todo el día”, dice Miguelina Choque, ama de casa. Cada quince días, llega a las 6 de La mañana a la fila com su garrafa de gas, distribuído por la estatal YPFB en algunas calles de La Paz. Desde la nacionalización del setor energético (1 de mayo de 2006), la producción del gas doméstico no cubre el consumo interno. Miguelina dice que la garrafa, que antes duraba un mes, hoy se acaba en 15 días.

Tras esta introducción, que exhibe uno de los dramas diarios de los bolivianos, uno de los autores del reportaje se pregunta y da la respuesta:

“Por qué es tan difícil acabar con el caos boliviano? La respuesta es obvia: la estrategia de poder del presidente Evo Morales sólo tiene posibilidad de éxito si la oposición y la democracia fueren sometidas. Aun cuando para eso sea necesario un baño de sangre. De otra forma, no hay manera de convencer a los sectores modernos y productivos de la sociedad boliviana a aceptar que la estructura social del país sea recreada en un formato pre-colombino, con el retorno del flagelamiento de los delincuentes y toda la economía en manos del estado. Por eso, pese a que representantes de los departamentos autonomistas y del gobierno se han sentado a conversar en Cochabamba, todavía es imposible hablar de paz en Bolivia. En el momento exacto en que la reunión ocurría, campesinos y mineros leales al presidente se dirigían armas en mano al departamento de Santa Cruz. El objetivo de la turba era atacar a quienes Morales califica como “capitalistas” y “oligarcas” de la región más dinámica del país.”

Despues viene otra entrevista:

APOYO OBLIGATORIO. Dirigente de su sector, el comerciante Marcelo Cortez organizó dos marchas la semana pasada en apoyo al gobierno. Cómo lo hace? “La participación es obligatoria. Quien no asiste, sufre sanciones”, revela Cortez. Quien falta a alguna manifestación tiene su negocio cerrado por tres días. Quien falta a dos, queda con las puertas cerradas por una semana. Quien no aparece en cuatro eventos, tiene su establecimiento clausurado para siempre. Es la democracia de Morales en acción.

La intransigencia -dice uno de los autores del reportaje- sobrepasa las diferencias históricas entre occidente y oriente, entre los del altiplano, en el cual los pueblos indígenas viven del modo tradicional, y las llanuras de la amazonia, donde los bolivianos de todos los matices se integran al mundo moderno.

Luego destaca: Morales quiere “refundar” el país y “construir un nuevo estado” como dice la Constitución que sus partidarios aprobaron en una reunión legislativa secreta de constituyentes oficialistas, sin la presencia de la oposición, y ahora pretende someter a referendo.

En esta nueva patria, no habrá espacio para el capitalismo, para el libre emprendimiento y para la democracia. “Mientras en Brasil, históricamente se busca La continuidad, en Bolivia se quiere comenzar todo de nuevo”, dijo a Veja el historiador Jorge Siles Salinas. “Eso sólo se logra con violencia, con sangre”.

Agrega: Siguiendo el mismo modelo probado y rechazado en Venezuela, Morales está con una fiebre estatizante. En el país de Hugo Chávez, el desmoronamiento económico es compensado por los dividendos del petróleo vendido a Estados Unidos. Bolivia, cuyas reservas de petróleo y gas son un décimo de las de Venezuela, no disfruta de ese privilegio. Para empeorar las cosas, la nacionalización del petróleo perturbó la producción. La economía boliviana ahora depende del dinero venezolano y del narcotráfico. Desde que Morales subió al poder, hace dos años, la producción de cocaína aumentó un 13%. El presidente hizo su carrera política como representante de los productores de coca y defiende el uso tradicional de la planta en té o para la masticación. El problema es que el mercado tradicional de coca solamente absorbe el 17% de la producción actual. El resto va directamente a los laboratorios de los narcotraficantes. “En cinco años Morales transformará a Bolivia en lo que era Colombia hace dos décadas”, dijo a Veja la diputada Ninoska Lazarte, del partido opositor Podemos, en La Paz.

Mientras la coca gana espacio, agrega el reportaje, el resto de la economía va de mal en peor. “El sector industrial no hace parte del programa de gobierno. Para Morales somos los enemigos capitalistas”, comenta Eduardo Bracamonte, dueño de una fábrica de joyas que exporta para las tiendas americanas Wal-Mart , JCPenney y Bloomingdales. La producción de soja cayó el 55% los últimos dos años. La minería entró en colapso después que Comibol, la autarquía que encabeza el sector, estableció la sindicalización obligatoria de los mineros que trabajaban en cooperativas. “El gobierno quiere sovietizar Bolivia. No acepta a ningún tipo de trabajador independiente”, dijo a VEJA el minero Samuel Flores, 62 años y sin trabajo hace dos por rehusarse a aceptar las reglas de Comibol. Incluso el sector energético, la bandera política de Morales, va mal. Después de la nacionalización, las empresas que trabajaban en el país dejaron de invertir. Como Bolivia no tiene recursos ni tecnología para compensar la falta de los inversionistas extranjeros, la producción va disminuyendo. El panorama en YPFB, la empresa estatal de petróleo que recibió de presente las refinerías, campos de extracción y gasoductos es de basural. Personas sin experiencia en el ramo son designadas para altos cargos. El superintendente de hidrocarburos es contador y el vice-ministro de Energía, El abogado Santos Ramírez, un maestro rural elevado a la presidencia de la empresa estatal, gana oficialmente 3.800 reales mensuales. Este año, compró una casa por 2,3 millones de reales en la zona sur de La Paz, dice el reportaje.

VÍCTIMAS DE LAS MILICIAS DE MORALES. Desde enero, la Alianza de La Plaza Abaroa que reúne a centenas de jóvenes, se manifestó ocho veces en la capital boliviana pidiendo respeto a los derechos humanos, democracia y libertad. En todas estas ocasiones, los manifestantes fueron agredidos por las milicias de Morales. “Los mineros nos atacaron con dinamita y las paredes de nuestras casas fueron pintarrajeadas con ofensas, dice el universitario Andrés Ortega. “Somos unos locos al hacer oposición aquí.”

“Los absurdos del gobierno de Morales provocan revueltas en los departamentos productivos, pero prácticamente no son cuestionados en el altiplano. En la capital, los sindicalistas y otros peleles convocan por la radio a marchas casi diarias de apoyo al presidente. Quien no asiste es castigado por el dirigente de su sindicato o su gremio. Otra manera de convencer a las personas a asegurar los carteles es con dinero. La participación en una marcha cuesta 30 reales (unos 100 bolivianos). Quien se dispone a formar parte de un grupo de choque, especializado en agredir a los opositores, recibe 55 reales diarios (unos 150 bolivianos). Se cree que las milicias de Morales disponen de unos 5.000 integrantes listos a cometer actos de violencia, siempre que sean convocados por sus dirigentes. La más violenta de ellas es conocida como la de Los Ponchos rojos, que recibe órdenes directamente del presidente. A fines del año pasado, mostraron lo que pretendían hacer con los “enemigos de clase”. Esos izquierdistas furiosos se pusieron a degollar perros en La Paz. Desde que Morales asumió el poder en 2006, la violencia política ya causó medio centenar de muertos. Esos son los primeros cadáveres del mundo primitivo que Morales comienza a crear.”

3 comentarios sobre “La Bolivia que quiere ser primitiva

    Rony escribió:
    noviembre 6, 2008 en 10:09 am

    Felicito a la Revista Veja del Brasil por decir la verdad y la verdad siempre triunfa!!!

    fabricio escribió:
    febrero 16, 2009 en 9:51 pm

    no crean esto es una mentira de la derecha, recuerden que Bolivia esta contralada por la derecha si hay cambios en Bolivia las encuestas lo dicen y son neutrales no son de nadie, pero es dificil acabar tanto caos por gobiernos anteriores, Bolivia cambia, pero los medios esta todo contralado por la oligarquia, ya se notan los cambios en Bolivia, dejen de mentir autonomos niños ricachones.
    Ademas si evo hubiera hecho todo lo que dice este absurdo articulo, ya hace tiempo lo hubieran echado los pobres como lo hicieron con lozada.
    Tenia que ser ricos y oligarcas.
    Ya caeran y pagaran por haber robado Bolivia desde hace tiempo.
    Es dificil esconder una mentira asi, y si dicen que esto es verdad, donde hay evidencia.
    Me hacen reir.
    Viva Bolivia con Evo Morales.
    No estos ricachones.

      haroldolmos respondido:
      febrero 17, 2009 en 10:04 am

      Me refiero a este comentario sólo pedagógicamente. Por eso debo subrayar que así NO se argumenta a favor de una posición o de una causa. Al contrario, es la mejor manera apuntalar al adversario. El autor del comentario parece no haber entendido el artículo que desea comentar, o no quiere hablar de lo que el artículo dice. No creo que el ama de casa que se levantaba al alba para conseguir un botellón de gas hubiera sido “de la derecha”. Esa realidad muestra la paradoja de ser un país productor de gas donde los consumidores debían (¿deben todavía?) pasar por largas y molestas esperas para comprar un botellón de gas. Tampoco creo que sea tan desorientada la información sobre el sueldo mensual que entonces tenía Santos Ramírez, como presidente de YPFB (menos de $US2.000) ni la afirmación de la revista que dice que por esos días Santos Ramírez había comprado una residencia extremadamente cara (para Bolivia) en el sur de La Paz. La corrupción ¿es de “derecha” o de “izquierda”? Esos términos -derecha e izquierda- son de tiempos de la Guerra Fría, cuando ganaron carta de ciudadanía y entraron a formar parte del léxico de generaciones. Son términos muy relativos. ¿Cómo se podría catalogar a Cristóbal Colón? Tuvo el coraje de romper con pensamientos dominantes en su época y de lanzarse a la que parecía una locura cuando vino a encontrarse con otro mundo. Su hazaña catapultó una revolución que sacó a la humanidad de la edad media, aunque el proceso hubiera arrasado con varias civilizaciones que, comparativamente con la occidental que venía de Europa, aún estaban en fase primaria. ¿Fue de izquierda o de derecha? Algo más: Es importante seguir las normas gramaticales cuando se escribe. Es responsabilidad de la escuela enseñarlas y de los alumnos aprenderlas. Pero, aún así, es necesario subrayar que los puntos y las comas no son elementos decorativos. No se los puede ignorar. Tienen una función específica. Una vez dominado el uso de esos elementos, se los debe utilizar cuando se argumenta para respaldar cada frase que se escribe. Por eso el autor del reportaje cita testimonios, con el afán de probar sus observaciones y volverlas visibles para el lector. Otras revistas, de diferente orientación, harán lo propio. Pero no es con adjetivos (mentirosos, ricachones, oligarcas) que se descalifica un reportaje. A la lectura debe seguir una prueba de comprensión de lo que se ha leído, antes de emitir cualquier juicio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .