Milímetro a milímetro

Posted on Actualizado enn

 

Esta vez prefectos-gobierno se reunieron bajo la mirada de los observadores (ONU, UE, UNASUR, Iglesia y OEA), con los ojos puestos en la vigilia de una multitud de campesino-minera en las afueras y en el cerco todavía amenazante de campesinos sobre Santa Cruz. Los temas en el centro de la crisis boliviana –Impuesto Directo a los Hidrocarburos, Autonomías, proyecto de Constitución del MAS-, inclusive la capitalidad plena que reclama Chuquisaca y la detención del Prefecto de Pando, Leopoldo Fernández, fueron repasados, pero no desactivados.

Los temas son nitroglicerina pura y ante cualquier descuido el diálogo puede estallar hecho trizas.

Mario Cossio, el prefecto autonomista de Tarija, dijo que por parte del gobierno “hay voluntad de abrir el proyecto de Asamblea Constituyente”. Luego fue más preciso: Abrir el tema para discutir la inclusión de los estatutos autonómicos “y algo más”. No se sabe qué es ese “algo más”, mucho menos la amplitud de ese orificio. Si Cossio hubiese escuchado poco después al dirigente de la Asamblea Constituyente, Román Loayza, su optimismo habría sido más cauteloso que caminar sobre huevos empollados. “No se va a mover una coma del texto”, dijo Loayza a los periodistas.

Cossio hizo un llamado a los movimientos que controla el gobierno y que cercan amenazantes a Santa Cruz cuando dijo: “Estamos en diálogo y el lenguaje y las actitudes tienen que ser de diálogo, no de guerra… Todos nosotros nos estamos esmerando. Es preciso que los otros también se esmeren”.

Sobre la detención y prisión preventiva del prefecto de Pando, Cossio dijo que los prefectos autonomistas habían expresado “disgusto y preocupación”, pues en criterio de ellos el episodio violó la ley.

El caso es también otra porción de nitroglicerina. El gobierno culpa, en los avisos que repite por los canales de TV culpa al prefecto por la matanza de campesinos ocurrida en las selvas tupidas de Pando. Sobre la matanza no hay cifras finales sobre el número de muertos. Se habla de 13, 14 y 15, en contraste con las decenas mencionadas el fin de semana pasado. Aún no está establecida la culpabilidad o innocencia del prefecto. Además, aún no hay un informe que cuente los detalles de lo ocurrido y señale responsables. El juez decidió enviarlo a prisión bajo indicios de culpabilidad en las acusaciones de terrorismo.

Algunos de los incriminan al prefecto dicen que gente de su prefectura, para cortar el camino por el que marchaban campesinos que supuestamente se dirigían a la capital, Cobija, habían excavado una fosa de 10 metros de profundidad y cortado el camino. Diez metros son la altura de un edificio de dos a tres pisos y los hombres habrían estado excavando durante días. El caso es confuso….por decir lo menos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .