La hora de los prefectos

Posted on Actualizado enn

Actualización – Miércoles, 23:45

Los prefectos fueron hasta La Paz y se reunieron con el presidente y sus ministros. No hubo avances. La novedad fue que hablaron frente a frente.  Cada sector expuso sus puntos de vista. El Ministro de Defensa, Walker San Miguel, dijo que el presidente había propuesto un “pacto fiscal” para resolver la demanda de reposición de recursos del IDH para las prefecturas, y un “pacto institucional” para buscar conciliar las autonomías departamentales y el proyecto de constitución del MAS. San Miguel dijo que el presidente se había sentido decepcionado por el hecho que mientras el gobierno ponía sus propuestas sobre la mesa, el prefecto de Santa Cruz, Rubén Costas, hubiese tomado medidas “ilegales” convocando a elecciones para legisladores estaduales.

El prefecto de Tarija, Mario Cossío, dijo que nada se había avanzado, y que se había repetido el diálogo del 7 de enero, cuando el la reunión se convirtió en un debate entre sordos. El Presidente debió abandonar la reunión y los prefectos quedaron con los ministros. Precisó que el gobierno necesitaba de 78 millones de bolivianos para pagar el bono a las personas de la tercera edad, pero que a las prefecturas se les quitaban 370 y pico millones de bolivianos. El presidente, dijo, ofreció una comisión para discutir la cuestión del IDH en detalle. Lo mismo se hizo en enero, dijo.

Se abrió un cuarto intermedio hasta las 06:00 del jueves.

 -0-

La prefecta de Chuquisaca, Savina Cuéllar, fue la política más aplaudida de Santa Cruz al llegar esta noche para reunirse mañana con sus colegas de la Media Luna y diseñar una estrategia para que el gobierno social-indigenista del presidente Evo Morales devuelva a los departamentos los aportes confiscados del Impuesto de los Hidrocarburos (IDH). Todo eso, en medio de un lento goteo de los resultados del plebiscito del domingo. En la medida en que son computados los resultados de las zonas de provincia y aumenta el caudal de votos para el presidente y sus prefectos adeptos (Oruro), se desarrolla en los departamentos autonomistas una actitud dura ante el envalentonamiento político de los aliados del gobierno: La televisión habló que en La Paz, hay una «fila» de postulantes para ocupar, siquiera interinamente, el cargo de José Luis Paredes, quien no logró superar la enorme barrera que tenía al frente para su ratificación. Las «organizaciones sociales» reclaman que el presidente modifique su equipo ministerial. Y el propio presidente Morales dio lugar a especulaciones sobre una intervención del estado en las exitosas y ricas cooperativas de teléfonos, agua y energía de Santa Cruz. Para Santa Cruz, eso sería como tocarle un nervio descubierto y sensible. A esto se suman informes que hablan de fraude durante el plebiscito, incluso de comunidades rurales que habrían votado «en conjunto», filmación de votantes desde las áreas de votación, mostrando cómo marcaban su voto, y falsificación de cédulas de identidad. Sin embargo, aun con un supuesto fraude, la magnitud de la victoria alcanzada por Morales, parecía imbatible y fuera de discusión: más del 65% a su favor en todo el país.

Las autoridades de los cinco departamentos (Beni, Pando, Chuquisaca, Santa Cruz y Tarija) decidirán esta semana una estrategia para lograr la devolución de las partidas de aquel impuesto, que parte de una Ley de la República. El gobierno decidió tomar una porción importante para pagar un bono a los ancianos y dice que su actitud es irreversible. Los prefectos dicen que le han demostrado al gobierno que puede pagar ese bono (y ellos están dispuestos a aportar una porción, dicen) sin acudir a la magnitud del corte vigente desde este año.

Inconveniente logístico

La reunión de los prefectos se vio ante un inesperado inconveniente logístico aún antes de comenzar: esta noche el gobierno los convocó a reunirse mañana miércoles en La Paz, Palacio de Gobierno, a las 0:800, la misma hora en que tienen previsto iniciar su propio cónclave en Santa Cruz. Y les ofreció enviar un avión para trasladar a los dignatarios departamentales hasta La Paz.

No había una respuesta inmediata de los prefectos, que ni siquiera habían iniciado consultas informales, pero la medida del gobierno fue ampliamente vista como una manera de obstaculizar el encuentro de los prefectos.

Actualizacion

 

Los prefectos respondieron el miércoles: Previsiblemente, no podían cancelar una reunión que habían planeado con varios dias de antecedencia y le ofrecían al presidente ir por la tarde (del miércoles). Pero sin el prefecto de Santa Cruz, Rubén Costas, a quien los 3.500 metros de altura de La Paz podrían afectarle al cabo de cuatro días de un ayuno que cobra cada hora una dimensión mayor y más dramática. Iría, sin embargo, un representante. En la tarde del miércoles, había más de 2.000 ayunadores en Pando, Beni, Santa Cruz y Tarija.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.