En el rastro de Sucre

Posted on Actualizado enn

Una primera evaluación de los acontecimientos en  Sucre podrá exhibir los límites de la acción política del Presidente Evo Morales. Presidente indígena, no consiguió ir a uno de los departamentos con mayor población autóctona de Bolivia. Y el hecho que los campesinos que fueron llevados (desde dónde?) hasta alli (no se puede pensar que fueron espontáneamente, pues se encontraban en una casa albergue y alguien les costeaba el viaje y la estadía) hubiesen sido sorprendidos y sometidos con relativa facilidad, muestra la imprevisión de quienes los condujeron hasta Sucre. Nada pudieron hacer, ni siquiera con la acción preventiva de la policía y unidades militares, ante la avalancha de la ciudad, todavía  malherida por los acontecimientos de noviembre y diciembre. La falange principal del gobierno fue cercada, derrotada y humillada, sus integrantes obligados a quitarse la camisa, cantar el himno a Chuquisaca y a levantar las banderas del departamento: todo de rodillas. (Hubo individuos con el rostro cubierto por mascarillas que jugaron un papel decisivo en el sometimiento del grupo campesino), El Mundo, de Santa Cruz, colocó en su primera página del domingo la foto con los rostros llorosos de dos militares o policías militares, que tampoco pudieron frenar la avalancha citadina que los agobió.  Llevaba un sobre título: “La provocación de Evo tuvo como resultado que las FFAA sean derrotadas, hasta las lágrimas.”

El gobierno había pretendido ignorar lo ocurrido a fines de 2007  y ocultar la basura debajo de la alfombra. Dio olímpicamente espaldas al duelo y la rabia que prevalecían en Chuquisaca con sus más de 300 heridos y tres muertos y no le interesó el malestar con la impotencia del departamento al ver su proyecto de capital plena ser excluido de toda consideración de las sesiones de la Asamblea Constituyente.  Sembró vientos y cosechó tempestades.

El Comité Interinstitucional de Sucre, leo en El Deber este lunes, tuvo el gesto que le faltó al gobierno: pidió disculpas a los campesinos. Pero pudo ir más lejos y encontrar una manera de evitar el episodio de la humillación de los grupos “evistas”. Eso le habría conferido una mayor estatura ante el pais. (La Agencia Boliviana de Información dijo que el presidente Morales habia exhortado esta tarde a la Federación de Campesinos de Chuquisaca que descartasen “un posible cerco” a Sucre como protesta por los sucesos del sabado. Y en el programa nocturno Sin letra Chica, el presidente de ese comite dijo que pedía perdón a los campesinos por lo ocurrido, si bien subrayó que los acontecimientos estaban dentro de un contexto que los habia catapultado).

Las fuerzas policiales y militares ya han sido abrumadas por la multitud en tres ocasiones: hace poco, en Camiri, y ahora en Sucre, más antes en Viru Viru. Se desconoce cómo piensan los militares, pero uno se pregunta qué harán las próxima vez que los convoquen para otorgar seguridad a las autoridades o controlar disturbios que, en rigor, deberían ser controlados por la policia. Ahora grupos de campesinos airados amenazan con bloquear la capital. Ningún medio informativo ha dicho con qué fuerza contarían, dónde podrían ocurrir bloqueos carreteros y de agua y, sobre todo, cómo reaccionarían los propios sucrenses. Es una información esencial en un medio y una época en los que la información completa y veraz es tan esencial. Hay un nuevo capítulo en desarrollo dentro de la dinámica perversa que ocurre en Bolivia.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .