Notas al margen: nueva dinámica

Posted on Actualizado enn

Nada es permanente. Todo se mueve.  El texto al parecer inmutable que surgió a través del MAS en la Asamblea Constituyente está en el banquillo de los acusados.  Sus ilegalidades fueron expuestas ante su principal promotor, el presidente Evo Morales. Su contenido estará sujeto a una “compatibilización”, es decir a una revisión crítica, por parte de una de las comisiones que surgió del diálogo de la P2: presidente-prefectos hace sólo algunas horas. Ahora el rey está desnudo. Las inconsistencias legales en la gestación de ese texto que debía haberse constituido en el pacto de los bolivianos deberán ser escuchadas y corregidas. Si eso será posible y cómo se producirían esas correcciones es todavía una apuesta abierta.

Esta nueva dinámica manifiesta entre la noche y la madrugada del 7 y 8 de enero coloca en el piso superior del edificio político boliviano a los prefectos opositores, o aquellos a quienes el gobierno considera opositores. Como expresaba anoche, el encuentro P2 fue una catarsis nacional.  Y nadie derramó una lágrima por la ausencia de representación de los partidos políticos. 

Muchas de las cosas que morían ahogadas en la vocinglería ensayada de la Asamblea Constituyente fueron dichas frente a todo el país que estuvo pendiente de la reunión.

El presidente que la audiencia nacional vio fue un mandatario que escuchaba, independientemente de cuán duras y reales hubiesen sida las críticas que recibía su gobierno.

Nadie dijo esta boca es mía cuando el prefecto tarijeño presentó una lista de treinta ilegalidades e incongruencias en la Asamblea Constituyente que, según dijo, no leyó para evitar consumir más tiempo a la reunión en el Palacio de Gobierno.  Lo que se había dicho a lo largo de más de un año sobre el camino de ilegalidad por el que había transitado el estatuto constituyente del MAS fue nuevamente patente: desde los dos tercios hasta su alumbramiento  en una academia militar y en medio de violencias que causaron tres muertes y más de 300 heridos en Sucre .

Tampoco fueron sólidos los argumentos de los prefectos para sostener la legalidad de los estatutos autonómicos para sus regiones.

El presidente recibió callado la afirmación de José Luis Paredes, el gobernador de La Paz,  de que el primer mandatario de la nación no es indio sino cholo, al igual que el propio Paredes, por confesión propia. Es decir, ambos son mestizos, como la gran mayoría de los bolivianos. Y eso debe haber dejado perplejos a muchos “evistas” y provocado una herida profunda en algunos de los mayores argumentos de la tesis masista de la discriminación hacia el presidente.

Ni siquiera el vicepresidente, que era la retaguardia intelectualmente mejor armada  del oficialismo, pudo convencer a los prefectos de que la reducción de los IDHs no afectaría sus regiones. La armazón articulada de García Linera se derrumbó cuando el prefecto de Pando se le cruzó en el camino con datos que el Ministro de Hacienda no consiguió desmentir  y que evidenciarían que de los 211 millones de bolivianos que ese departamento recibió el año pasado, en 2008 tendría solamente 10 millones.

El presidente Morales parecía preso en un túnel oscuro sin fin. Y cuando el vicepresidente García resumió las seis supuestas convergencias, el presidente las recibió como balsa en mar agitado y quiso que fuesen las bases para un documento de conclusiones de la reunión.  Pero no logró convencer al bloque de prefectos que continuaron la embestida sobre la constituyente oficialista y el recorte de los recursos del Impuesto sobre los hidrocarburos, el IDH. El presidente, en un gesto que lo honra,  parecía dispuesto a volver atrás en el proyecto de Constitución al sugerir que una comisión, entre otras, revise el contenido de los artículos considerados como contenciosos y que, al decir de por lo menos dos prefectos, serían una trampa que no dejarían al presidente gobernar.

Ya al principio, tras la primera ronda de intervenciones, la propuesta para un cuarto intermedio para que todos fuesen a cenar, había quedado sin respuesta. La sesión ante las cámaras duró más de siete horas.

 Una comisión técnica se reunirá aún esta semana, y otra política el lunes próximo. Entretanto, es cuando menos incongruente que autoridades del MAS intenten “socializar” (qué neologismo es ese? Informar?) un proyecto de constitución que está en revisión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .