Mes: diciembre 2007

Constitución: Comparaciones

Posted on Actualizado enn

Hace unos días, El Deber publicó el texto íntegro del proyecto de constitución aprobado por el MAS. Confieso que no logré entender los artículos 1 al  4. Decidí no avanzar más y quedarme ahí para comparar los equivalentes de otras constituciones.

PROYECTO MASISTA

Art. 1: Bolivia se constituye en un Estado Unitario Social de Derecho Plurinacional Comunitario, libre autonómico y descentralizado, independiente, soberano, democrático e intercultural. Se funda en la pluralidad y el pluralismo político, económico, jurídico, cultural y linguístico, dentro del proceso integrador del país.

Art. 2: Dada la existencia precolonial de las naciones y pueblos indígena originario campesinos y su dominio ancestral sobre sus territorios, se garantiza su libre determinación en el marco del Estado, que consiste en su derecho a la autonomía, al autogobierno, a su cultura, y al reconocimiento y consolidación de sus instituciones territoriales, conforme a esta Constitución.

Art. 3: El pueblo boliviano está conformado por las bolivianas y los bolivianos pertenecientes a las comunidades urbanas de diferentes clases sociales, a las naciones y pueblos indígena originario campesinos, y a las comunidades interculturales y afrobolivianas.

Art. 4: El Estado respeta y garantiza la libertad de religión y creencias espirituales de acuerdo a sus cosmovisiones y la independencia del Estado con la religión. 

 Hasta aquí, si aún queda respiración, y si uno consiguió entender cabalmente lo que los asambleístas han querido decir, surgen algunas preguntas:

–Si votaron 136, me agradaría que CADA UNO explicase este galimatías. Y que, además,  lo lea ante estudiantes de secundaria y universitarios y nos diga cuántas veces es preciso repetir esos artículos para que sean entendidos, si es resultan inteligibles.

–¿No era que las autonomías sólo valían para los que votaron por ella?

–¿Qué es el “pluralismo jurídico”? ¿Varias leyes? ¿Cómo es eso? ¿Quién vigila que esas leyes no se contrapongan?

–Quién define los límites de esas “instituciones territoriales”? ¿Cuáles son? Las del LagoTiticaca, por ejemplo, ¿cruzan hasta el otro lado? Y las de Beni y Pando, ¿cruzan hasta Brasil?

La verdad es que se está entrando en un peligroso avispero de locura.

Veamos los párrafos iniciales de otras constituciones:

España:

Artículo 1
1. España se constituye en un Estado social y democrático de Derecho, que propugna como valores superiores de su ordenamiento jurídico la libertad, la justicia, la igualdad y el pluralismo político.

Artículo 2
La Constitución se fundamenta en la indisoluble unidad de la Nación española, patria común e indivisible de todos los españoles, y reconoce y garantiza el derecho a la autonomía de las nacionalidades y regiones que la integran y la solidaridad entre todas ellas.

Artículo 3
1. El castellano es la lengua española oficial del Estado. Todos los españoles tienen el deber de conocerla y el derecho a usarla.

Chile

Artículo 1.
Las personas nacen libres e iguales en dignidad y derechos.

La familia es el núcleo fundamental de la sociedad.

El Estado está al servicio de la persona humana y su finalidad es promover el bien común, para lo cual debe contribuir a crear las condiciones sociales que permitan a todos y a cada uno de los integrantes de la comunidad nacional su mayor realización espiritual y material posible, con pleno respeto a los derechos y garantías que esta Constitución establece.

Es deber del Estado resguardar la seguridad nacional, dar protección a la población y a la familia, propender al fortalecimiento de ésta, promover la integración armónica de todos los sectores de la Nación y asegurar el derecho de las personas a participar con igualdad de oportunidades en la vida nacional.

Artículo 2.
Son emblemas nacionales la bandera nacional, el escudo de armas de la República y el himno nacional.

Artículo 3.
El Estado de Chile es unitario, su territorio se divide en Regiones. Su administración será funcional y territorialmente descentralizada, o desconcentrada en su caso, en conformidad con la ley.

Perú

CAPÍTULO I
De los derechos fundamentales de la persona

Artículo 1.
La defensa de la persona humana y el respeto de su dignidad son el fin supremo de la sociedad y del Estado.

Artículo 2.
Toda persona tiene su derecho:

1. A la vida, a su identidad, a su integridad moral, psíquica y física y a su libre desarrollo y bienestar. El concebido es sujeto de derecho en todo cuanto le favorece.

2. A la igualdad ante la Ley, nadie debe ser discriminado por motivo de origen, raza, sexo, idioma, religión, opinión, condición económica o de cualquier otra índole.

3. A la libertad de conciencia y de religión, en forma individual o asociada. No hay persecución por razón de ideas o creencias. No hay delito de opinión. El ejercicio público de todas las confesiones es libre, siempre que no ofenda la moral ni altere el orden público.
TÍTULO II.
Del Estado y la Nación.
arriba

CAPÍTULO I
Del Estado, la Nación y el Territorio.

Artículo 43.
La República del Perú es democrática, social, independiente y soberana.

El Estado es uno e indivisible.

Su gobierno es unitario, representativo y descentralizado, y se organiza según el principio de la separación de poderes.

Italia

Artículo 1
Italia es una República democrática fundada en el trabajo.

La soberanía pertenece al pueblo, que la ejercitará en las formas y dentro de los límites de la Constitución.

-0-

Nada vale una vida

Posted on Actualizado enn

 La señora Silvia Lazarte podría muy bien haber sido testigo de descargo en el juicio de Nuremberg. Habría sido una elocuente justificadora del  holocausto. Habría absuelto a Goering, Hess, Ribbentrop, Keitel y todos los que fueron condenados.  Con la Sra. Lazarte, Hitler se habría arrepentido de haberse suicidado y su Eva Braun le habría reprochado el haberla hecho morir a su lado cuando habría tenido a la mano la llave de su salvación. La señora Lazarte los habría absuelto, pues todos ellos buscaban “un bien mayor”, como dice que el gobierno del presidente Evo Morales buscaba-o el que los constituyentes del gobierno buscaban- al  aprobar entre cuatro paredes y a velocidad de trabalenguas el proyecto de constitución de su partido, el MAS.  Y a pesar de, en el transcurso, provocar tres muertes y cientos de heridos.  Más cerca y en casa, habría justificado la matanza de la calle Harrington, pues a ojos de los ejecutores también se buscaba un bien mayor. Y por supuesto habría justificado Terebinto.

Es una tragedia que las enseñanzas morales básicas no hubiesen calado en el cerebro dogmático de la Sra. Lazarte. Nada, absolutamente nada (un bien mayor, una ideología, un partido o un proyecto de constitución) tiene el valor de una vida ni es un bien superior a ella. Por eso se discute tanto la pena de muerte. Por eso ha sido excluída de muchas constituciones, entre ellas la boliviana aún vigente.

La declaración de la Presidente de la Asamblea Constituyente no le hace ningún bien al gobierno –ni al presidente- que busca defender.