Día: diciembre 3, 2007

Reguero de huelgas

Posted on Actualizado enn

 Las organizaciones cívicas de cinco departamentos (cuatro, pues me dicen que los cívicos de Cochabamba no son parte de esta avalancha) apretaron este lunes el gatillo de un nuevo alud de presiones sobre el gobierno para que retroceda en la reducción del IDH y la aprobación de una constitución unilateral por parte del MAS en un liceo militar en Sucre.

Tarija fue la primera en iniciar el movimiento. De inmediato vino Cobija, con un piquete de 19 personas. El próximo piquete en ese departamento se abriría en Porvenir. Y  le seguía Santa Cruz, en la Plaza Central, con un total de 50 “inicialmente”.  Del Beni  no había noticas (19:30), pero el departamento,comopartede la Media Luna, es militante firme del grupo que ha decidido decirle NO al gobierno del presidente Evo Morales.

El presidente del Comité Cívico de Santa Cruz, Branco Marincovik,  saludó la “actitud patriótica” de los huelguistas y anunció que surgirán piquetes en otros lugares.

Está en curso, pues,  “la batalla del IDH”  y recrudece  ”la batalla de la constitución”.

Y si las huelgas se diseminan por provincias, el gobierno estará frente a un movimiento que no podrá detener fácilmente.

Con la aprobación “a rajatabla” de una constitución sólo del MAS, el gobierno parece encerrado en un callejón.  Le quedarían, como opciones, el estado de sitio para desmantelar las huelgas. O dar marcha atrás, unas dos o tres esquinas: ir hasta el comienzo de la crisis que colocó la soga alrededor del cuello de la Asamblea Constituyente. Los dos tercios. Es decir, reconocer que estuvo equivocado y reiniciar el camino constituyente.  Es casi imposible creer en esta segunda opción. Pero cualquiera de las dos equivale a un suicidio político. ¿Se imaginan a un presidente que alega tanto ser de la “cultura del diálogo y de la paz” dictando estado de sitio y correteando a huelguistas de hambre?    

No veo, por el momento, una salida. El túnel está oscuro y la situación se asemeja a la que enfrentaba el general Banzer antes que las huelgas de hambre de hace 30 años -1977- lo llevaran a convocar a elecciones generales.

   

NO a Chávez

Posted on Actualizado enn

El Consejo Nacional Electoral de Venezuela ha anunciado que ganó el NO a la reforma constitucional propuesta por el presidente Hugo Chávez (http://www.eluniversal.com/2007/12/03/refco_ava_cne-anuncia-que-gano_03A1239719.shtml)

El margen es estrechísimo (50,70% versus 49.29%) pero muy amplio en sus repercusiones. 

“Por ahora” quedan sin efecto todas las reformas que Chávez había propuesto,  entre ellas la reelección sin límites y el fin de la independencia del Banco Central. Las reformas rechazadas eran la tarjeta de presentación del “Socialismo del Siglo XXI” que Chávez pregona.  

Ese NO puede tener un impacto poderoso sobre el gobierno boliviano. En la constitución del MAS, art. 166, tanto el presidente como el vicepresidente pueden ser reelectos indefinidamente.

El impacto es un proceso y parece un tic-tac de reloj en marcha hacia una colisión, hasta ahora en apariencia inevitable. El MAS tiene 11 días para aprobar en detalle su proyecto de constitución, una babel de conceptos que tal vez ni sus promotores entiendan.

El nivel de abstención en ese país, sin embargo,  ha sido gigante: 44%. El porcentaje ha reflejado el escepticismo de los venezolanos hacia ese referéndum.

Por lo que he leído, muchos creían que ir a votar habría sido hacer el juego  del gobierno.  Creo que el gobierno chavista subestimó el grado de descontento de los venezolanos, incluso aquellos de los rancheríos y las barriadas pobres donde se dice que habita el grueso de su respaldo político, con el encarecimiento de la vida, deficiencias de los servicios, todo bajo un aluvión de ingresos petroleros nunca visto en ese país. (En los últimos 40 años, Venezuela ha consumido el valor de varios Plan Marshall, el plan financiado por Estados Unidos para la reconstrucción de Europa devastada por la II Guerra Mundial.)

El resultado trae cuando menos una certeza: que Hugo Chávez no será candidato en 2012, el año de las próximas elecciones presidenciales venezolanas.

Hay otra menos vocinglera pero evidente: ha habido pleno respeto a las normas democráticas.  No se podrá decir ahora que el presidente venezolano no las respeta. 

El gobierno boliviano, que tiene en el de Venezuela su principal aliado político y financiero, tendría que poner las barbas en remojo. El NO contra Chávez se conoce cuando brigadas de huelguistas de hambre se aprestan a iniciar el ayuno en todo el país para presionar al gobierno contra la reducción del IDH y contra el proyecto de constitución que quiere aprobar.