Mes: noviembre 2007

Frases

Posted on Actualizado enn

“Es más que un crimen. Es un error político”.  Joseph Fouche (Poderoso político francés, 1763-1820). Frase después atribuída a Maurice de Talleyrand (“Es peor que un crimen; es un error”).

Deshibernación, disturbios y el signo de Sendero Luminoso

Posted on Actualizado enn

Los sectores oficialistas de la Asamblea Constituyente -un  total de 145 de los 255- han empezado a reunirse en las instalaciones de un Liceo Militar de Sucre, bajo la protección del ejército.  Cuentan con una holgada mayoría de asambleístas.  La de dos tercios (170) no la han conseguído. El resto de asambleístas está en la oposición, que ha decidido no asistir al conclave protegido por efectivos militares. Pero según la presidenta de la AC, Silvia Lazarte, el Movimiento al Socialismo (MAS) y sus aliados se proponen aplicar la norma de los dos tercios a partir del quórum mayoritario de asistentes. La transmisión oficial de la sesión indica que bastarán 95 votos para alcanzar los dos tercios y aprobar el o los textos que se presenten a su consideración. Una intensa lluvia caía sobre la capital legal de Bolivia.

La puesta en marcha de la AC, que originalmente buscaba “refundar” Bolivia, ocurrió dos días después que el Vicepresidente exhortara a sus miembros a “ser audaces”  y el presidente les pidiera entregar al país una nueva Carta Magna como “regalo de Navidad”.

Y, además, tras el conjuro lanzado por campesinos de la región de Achacachi, en el atiplano paceño, al descuartizar y degollar por lo menos dos perros, de acuerdo a imágnes mostradas por la TV, en señal de su decisión de ir hasta Sucre y garantizar el funcionamiento y final de la asamblea. Encima de la fotografía de los perros degollados fueron puestos carteles, en uno de los cuales se lee “Comité Cívico de Chuquisaca” y en otro “Comité Cívico de Santa Cruz”. Los dos son opositores a las políticas del gobierno del presidente Morales.  

En el trasfondo de las imágenes televisivas se escuchaba la voz de un dirigente campesino que dice: “Así los vamos  a matar” y menciona al principal dirigente cívico de Santa Cruz. Luego, con toda sangre fría, procede con un machete a cortar la cabeza de uno los perros, colgado patas arriba de un travesaño sobre dos palos. Al cabo de tres o cuatro pasadas del machete sobre el cuello, la faena sanguinaria llega a su climax. La cabeza del animal rueda por el suelo y su cuerpo trémulo y sangrante aparece en agonía final.

El acto fue una reminiscencia tenebrosa del nacimiento del movimiento guerrillero maoísta Sendero Luminoso, al rayar el año de 1981, en Lima, con el degollamiento de cuatro perros que amanecieron colgados de cables eléctricos en la capital peruana.  El acto desencadenó una guerra sangrienta entre insurgentes y contra-insurgentes que costó unas 70.000 vidas en Perú a lo largo de una década y que llegó a su término solamente cuando fue capturado, enjuiciado y encarcelado el líder de esa agrupación, Abimael Guzmán, en 1992. Ahora cumple cadena perpetua.  Sendero Luminoso se inspiraba en la “Revolución Cultural” que lanzó Mao Tse Tung en la segunda mitad de la década de 1960 cuya principal característica era su rechazo radical a todo cuanto representaba Occidente (los países regidos por el capitalismo). Sus seguidores extraían enseñanzas de un “Libro Rojo” con citas de Mao.  Según ellos, hasta las zanahorias crecían más gordas con la lectura de esas máximas.  

El acto en Achacachi pareció cuando menos irónico. El degollamiento de los perros en Lima era un símbolo de repudio a “la banda de los cuatro” representada por la viuda de Mao Tse Tung y otros tres dirigentes opositores a Chou en Lai. Chou acabó imponiéndose y, en su rastro, Chou siguió las huellas del capitalismo en la zona costera de su país, a partir de la cual la economía empezó a desarrollarse y modernizarse hasta ser lo que es hoy: la que más crece en el mundo. 

Los asambleístas oficialistas, con la decisión de hoy, parecían seguros de cumplir hasta el 14 de diciembre con la entrega de una nueva carta constituyente. El principal partido opositor, Podemos,  a través de su principal dirigente Jorge Quiroga, declaró que las Fuerzas Armadas habían tomado un paso peligroso al ofrecer sus instalaciones para un acto “ilegal”.

En Santa Cruz,  dirigentes agropecuarios se apostaron frente a la oficina de comercialización de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) para exigir la entrega de combustible que garantice la actividad agropecuaria. Sus dirigentes protestaron contra la “bárbara represión” policial a estudiantiles de Sucre. En la noche, el Comité Cívico de la región anunció que Santa Cruz desconocerá “por ilegal cualquier resultado que salga de ese cuartel militar” y se disponía a adoptar medidas aún no conocidas.

En Sucre estallaron los disturbios  tras instalarse la asamblea y continuaban hasta iniciada la noche.  La policía lanzó profusamente descargasde gases lacrimógenos sobre grupos de estudiantes que protestaban por la instalación oficialista de la AC, pero hasta el anocher no había una cuantificación cierta de bajas y/o detenidos. Informes radiales oficalistas informaron que había 12 personas detenidas. La cadena televisiva Bolivisión dijo que eran cuando menos 40 y habló de unos 50 heridos.  Mostró imágenes de multitud de sucrenses que ocupaban la plaza central.

Todo el país estaba en vilo desde el estallido de los disturbios.  

Preparativos de evacuación

La Embajada de Francia envió circulares a sus ciudadanos residentes en Bolivia para que estén listos para abandonar el país. “La situación política y social de Bolivia es tensa”, dice la circular, y advierte que los riesgos de enfrentamientos son altos. Sugiere a sus conciudadanos tener en sus casas alimentos y medicinas indispensables.

Hace un mes, las Fuerzas Armadas de Brasil, en una operación calificada como “de rutina”  habían realizado maniobras de preparación en caso que tuvieran que evacuar brasileños de Bolivia.

Serán tres

Posted on Actualizado enn

El día 11 de diciembre, estarán en La Paz, al lado del presidente Evo Morales, sus colegas Michelle Bachelet,  de Chile, y Luiz Inacio Lula da Silva, de Brasil.  Hablarán de interconexiones bi-oceánicas, dijo el embajador brasileño Federico Cezar de Araujo. La reunión trilateral debe dar lugar a anuncios importantes para favorecer los vínculos entre las tres naciones. 

La cita puede tener gran significado: ocurrirá a sólo a tres días del golpe de martillo que debe señalar el fin de plazo para el funcionamiento de la Asamblea Constituyente. Para entonces ya se sabrá si la AC ha salido con éxito de la hibernación en que aún hoy, 22 de noviembre, se encuentra, o si hubo funerales, con o sin muchos dolientes.

De cualquier manera, la reunión puede ser un soplo de aire fresco para el mandatario boliviano, que sería renovado  y vigorizado al día siguiente, el  12, cuando se reúna directamente con Lula.

Se sabe del encuentro cuando el gobierno está atribulado por un mar de conflictos y problemas que se multiplican a su alrededor,  muchos de ellos de su propia confección. Un rápido repaso: Hay otra vez tensión en Sucre. Multitudes de campesinos afines al partido enviadas desde La Paz y otras latitudes amenazan con asfixiar a la ciudad presionando para que los constituyentes redacten una nueva constitución. Los comités cívicos de toda la Media Luna más Cochabamba han desencadenado movimientos de presión para torcer el brazo del gobierno, que quiere quitarles una tajada de sus ingresos y destinarla a pagar un bono para personas mayores de 60 años. Hay una aguda escasez de diesel, que amenaza todo el sistema de transporte y, sobre todo, amenaza a la siembra y cosecha del sector agrícola. Incluso la hasta hace poco desolada y tranquila ciudad de Puerto Suárez, sobre la frontera con Brasil, está en ebullición por la falta de aprobación del contrato con la firma india Jindal para explotar hierro de El Mutún. Hay una huelga de hambre en Santa Cruz por ese motivo, etc. etc.   

En otra frontera

Posted on Actualizado enn

El Guyana Chronicle, de Georgetown, dice que el gobierno guyanés aguarda un informe detallado de un incidente ocurrido la semana y que pasó casi desapercibido: la acción de un contingente militar venezolano que destruyó dos dragas guyanesas utilizadas en la extracción de oro sobre un río fronterizo. Guyana dice que hubo una violación de su territorio. Venezuela asegura que la acción ocurrió en un área venezolana y estuvo dirigida a proteger el medio ambiente. El episodio ha suscitado movimientos diplomáticos, más por iniciativa de Georgetown que de Caracas. Incidentes fronterizos ocurren a menudo en todo el mundo. Pero la frontera guyano-venezolana es una de las áreas geográficas sensibles en la región sudamericana, a raíz de una vieja discrepancia en torno al territorio oeste del rio Esequibo, que marca la frontera entre los dos países. Guyana ha aprovechado del caso para reclamar un informe de Venezuela pendiente desde hace más de un año sobre la muerte de un minero guyanés, supuestamente resultado de una acción militar venezolana. El canciller guyanés Rudy Insanally dijo al Guyana Chronicle que la zona del incidente está ahora tranquila pero que su país analiza el asunto “al más alto nivel para asegurar la integridad de Guyana”.

A la espera de Lula

Posted on Actualizado enn

Brasil confía que Bolivia tendrá condiciones de suministrar todo el  gas que Brasil necesita y en esa confianza  se encuadra la visita que tiene prevista a Bolivia el presidente Luiz Inacio Lula da Silva el 12 de diciembre.  La afirmación la hizo este martes el ministro interino de Energía y Minas brasileño Nelson Hubner a una comisión del senado de su país. Lo informa la agencia oficial de noticias del vecino país, Agencia Brasil. El funcionario destacó que “hasta ahora” Bolivia ha cumplido sus compromisos de exportación gasífera a Brasil, unos 30 millones de metros cúbicos de gas natural por día.  Ese compromiso va hasta 2019.

Pero para honrar plenamente todos sus contratos, incluso el suscrito con Argentina para suministrar 27 millones de m3 diarios a partir de 2010, YPFB necesita de inversiones mil millonarias que no está en condiciones de realizar.  Espera que la visita de Lula lleve a Brasil (a Petrobrás) a abrir la billetera e invertir para explorar y explotar gas en nuevos yacimientos.  Habría, así, gas para todos, tal vez incluso para Chile, como el propio Lula lo manifestó hace algunos días.  Y Brasil podría desarrollar con relativa tranquilidad los campos recientemente descubiertos, mar adentro, y prepararlos para una explotación intensiva durante la década próxima. Las estimaciones preliminares dicen que esos campos son los más voluminosos descubiertos en los últimos años en América Latina.  Lula ha dicho que ese descubrimiento afianzaba su fe de que “Dios es brasileño”. 

Aguas picadas

Posted on Actualizado enn

Noviembre 20

Mientras la Asamblea Constituyente agonizaba, al mediodía de este 20 de noviembre estaban en curso en Sucre enfrentamientos entre campesinos del partido de gobierno  y activistas que defienden la causa de la “capitalidad plena”.  No había noticias de bajas ni detalles sobre los choques, pero en el trasfondo de las transmisiones radiales se escuchaban gritos enardecidos de los bandos en pugna. El cónclave está en un callejón sin salida a la vista.  No ha logrado aprobar ni un solo artículo de la nueva Carta Magna, tras 450 días de funcionamiento.  El intento de redactar una nueva constitución para “refundar” Bolivia ha perdido relevancia ante los ojos de segmentos numerosos  de bolivianos. Hablar del tema en cualquier ambiente es abrir paso a la molestia y la irritación.   

-0-

 Están en curso los últimos esfuerzos para extraer a la Asamblea Constituyente de su condición de cuerpo en hibernación.  El plazo original de 30 días, impuesto a principios de septiembre para ver si en ese lapso se descubrían fórmulas para curar los males que obligaron a someterla al congelamiento, venció en octubre. Pasó octubre y noviembre se acaba.  Hoy era otro día decisivo para esta asamblea, que nació acunada al clamor de “cambio” (término utilizado inflacionariamente en los últimos años y con frecuencia sin claridad alguna) que reclamaban muchos bolivianos y que hasta ahora ha sido un monumental fiasco. Antes que esbozar un mapa para la Bolivia del siglo 21 ha sido promotora de desencuentros y de antagonismos cada vez más radicales. Pretender que en pocas horas se habrá  secado el pantano en el que se atascaron los constituyentes (capitalidad, el tema mayor y talón de Aquiles del gobierno y su partido) es casi una ilusión.  Las aguas políticas bolivianas están otra vez embravecidas.  Los constituyentes trabajan (¿?) horas extraordinarias para evitar un naufragio que en esta “hora 25” se asoma cada vez más visible a la vuelta de la esquina. Pero los esfuerzos de la jornada fueron infructíferos. No se llevó a cabo la reunión plenaria que debía realizarse en la tarde.  La AC, pues, continúa “constipada”  por la “capitalidad”. El gobierno asegura (lo dijo el Ministro de Coordinación Gubernamental) que el 14 de diciembre expira fatalmente el plazo para redactar una nueva Carta Magna.       

Versión: Preparativos para eventual evacuación

Posted on Actualizado enn

Una versión registrada este sábado por el diario O Estado de Sao Paulo http://www.estadao.com.br/estadaodehoje/20071117/not_imp81588,0.php informa que entre el 10 y 20 de octubre tropas del ejército, la armada y la fuerza aérea llevaron a cabo una denominada “Operación Pantanal”  para evacuar rápida y masivamente a ciudadanos brasileños de Paraguay y Bolivia, en caso de presentarse en esos países conmociones fuera de control. En Bolivia residen 10.000 familias brasileñas, dice la versión.  En Paraguay hay 200.000 brasileños.

La operación, ejecutada en el territorio del estado Mato Grosso do Sul,  procuró ejercitar el empleo de tropas y equipos (aviones, lanchas y camiones, entre otros) de las tres fuerzas de manera combinada.   Se basó en una hipotética “situación de beligerancia” sobre las fronteras con los dos países.

La versión dice que en un reciente programa de televisión, el secretario de Política, Estrategia y Relaciones Internacionales del Ministerio de Defensa,  general Benedito de Barrios Moreira, dijo que esa cartera observa “puntos de tensión que se pueden desarrollar y que deber  ser observados”.  Según la versión, ese  ministerio considera que la situación en Bolivia y Paraguay es “precaria”.

El informe dice que el ejército participó en la operación con por lo menos 200 vehículos. La Fuerza Aérea   habría empleado aviones  Bandeirante C-95, Hércules C-130 y C-105 Amazonas.  

Libros: Para entender la Bolivia actual

Posted on Actualizado enn

No han pasado muchos años de cuando uno creía respirar aires de modernización que por fin  llegaban a Bolivia. El país parecía enganchado en una onda acelerada hacia mejores tiempos económicos. El gas se convertía en el factótum económico y sobre el país llovían las inversiones. La economía  crecía a un promedio del  5% al 6%, lo que significaba doblar el Producto Interno Bruto (PIB) en 15 años, o menos. La democracia también parecía haberse apuntalado con solidez: los partidos políticos, aun entre ex enemigos,  formaban alianzas para asegurar la gobernabilidad.  Los bolivianos ya escogían a sus gobernantes con el voto, no con las balas. En la segunda década del tercer milenio, decían algunos, Bolivia sería otra.

Un momento. No vamos tan rápido. Ese era el discurso oficial del piso superior.  Abajo y en los sótanos yacían –y aún yacen- otras “Bolivias”, todas también enganchadas, incluso sin percibirlo claramente,  en la búsqueda de caminos para avanzar. James Dunkerley, uno de los ”bolivianistas” más lúcidos y mejor versados, nos muestra en su más reciente obra (Bolivia: Revolution and the Power of history in the present”,  Institute for the Study of the Americas, University of London) los caminos que ha recorrido Bolivia en los últimos años hasta llegar a este 2007 que se nos empieza a escurrir.

Es difícil encarar un libro tan denso en un solo comentario y posiblemente vendrán otros.  Ahora sólo quiero mencionar  la sección que desemboca en nuestros días. “Es imposible entender el período 2000-2006 sin considerar la presión del FMI sobre el déficit fiscal, el precio internacional del petróleo o las presiones de Estados Unidos sobre la coca. Es aún más difícil imaginar los primeros meses del MAS (en el gobierno) tomando el curso que tomaron sin el apoyo cubano y venezolano, mucho más importante que el que (el presidente argentino Juan Domingo) Perón dio al MNR…”(para apuntalar la revolución del 52), nos dice el autor. Es decir, los reclamos para un comportamiento a menudo ignorado por países ricos, agudizaron las dificultades bolivianas y allanaron el camino para eventos subsiguientes y sus derivaciones.

No se puede dejar de coincidir con Dunkerley que la mayoría de los conflictos sociales y políticos están anudados –y se estrellan- en las diferencias que separan a las tres Bolivias que menciona, citando al economista, analista político y profesor de San Simón Roberto Laserna (“La Democracia en el Ch´enko”, Fundación Milenio). La clasificación de estas tres es esencial  para empezar a entender al país.

“Estas se correlacionan …Un cuarto de la población vive en la “Bolivia moderna” que opera bajo principios de racionalidad y puede formular por lo menos proyectos universales. Pero le faltan los recursos intelectuales y materiales para realizar esos proyectos.. .Por lo tanto es culturalmente adverso a los riesgos…Su ingreso por hogar es calculado en $US 491 mensuales.” Una tercera parte de este sector es clasificada como pobre.

El segundo grupo, que comprende un 35% de la población, opera dentro de la “economía informal” basada esencialmente en la familia… Es extremadamente vulnerable a la inestabilidad del mercado y sacudones sociales, dice Dunkerley. Este sector raramente  acumula capital y dedica sus ahorros al consumo relacionado mayormente con el carnaval derivado de culturas de la provincia, a la que aún pertenece. Es decir, se ha venido a la ciudad, pero carga consigo el bagaje cultural de la provincia. El ingreso familiar promedio es de $US 299 mensuales y la mitad vive en condiciones de pobreza.

Por último, unos tres millones y medio de personas, o un 40% de la población, viven bajo una “economía natural” dominada por cultivos de subsistencia.  Es el grupo que más contribuye a los altos niveles de pobreza en Bolivia. De ellos, y los pobres del grupo anterior, obtuvo el presidente Evo Morales el mayor caudal de su votación.

Al abrirse la economía por completo, con Paz Estenssoro IV y su decreto 21060, la economía en estos dos sectores estalló.  Me decía el otro día José Luis Roca, economista e historiador, que de unas docenas de tiendas conocidas en 1985, se pasó rápidamente a más de un millón de puestos de negocios, grandes y pequeños, aunque la gran mayoría informal,  no registrada y escasamente generadora de impuestos. “Fue la gran revolución liberadora para miles y miles de campesinos que antes sólo deambulaban subsistiendo en El Alto. De ellos surgió esa nueva urbe.”  Es decir, del  mismo  ”neoliberalismo” que se afirma que sus habitantes repudian.  

Laserna, citado por Dunkerley, sostiene: “Es claro que los sectores estancados de la economía, compuestos por las economías naturales y familiares, fueron y siguen siendo exitosos en resistir a la disciplina y lógica del mercado. Hay millones de campesinos y trabajadores informales que utilizan el mercado y al mismo tiempo bloquean su expansión…Este es el ch´enko estructural”.  (Es como el dicho de tener y desear la torta y al mismo tiempo no querer comerla, digo yo.) 

La obra de Dunkerley es rica para quienes, como en mi caso, han estado ausentes del país por muchos años.  Es como zambullirse en información y salir del aluvión con un agudo sentimiento de frustración y de esperanza….  pues nadie enfrenta tantas adversidades sin un sólido carácter ni una decisión, incluso inconsciente, de vencer. 

Tal vez esa frustración se atenúa al leer la anotación de Dunkerley al finalizar su primer capítulo: No ha sido sino hasta la llegada de Morales y del MAS al gobierno que un gobierno ha tenido  una política coherente, con el apoyo efectivo de la presidencia, para salvar a 22.000 niños que mueren cada año de desnutrición. Bajo el programa de “desnutrición cero”, destaca el autor, “esta tragedia invisible está siendo finalmente confrontada. La democracia puede costar vidas, pero también las salva.” 

El legado (turbio) de El Niño

Posted on Actualizado enn

Este blog aún no existía cuando a fines de febrero pasado pasado escribí el siguiente artículo, publicado por Los Tiempos, de Cochabamba, y Hoja Sur, de La Paz, entre otros medios. Al ver anoche la TV que mostraba vacías las vitrinas de los friales y de los puestos de carne en los mercados, (y las protestas de las amas de casa por los altos precios) se me ocurrió  colocar el artículo  en el blog tal cual fue publicado hace ocho meses y medio.

-0-

En Santa Cruz llovió durante 27 de los 31 días de enero. Fueron lluvias torrenciales y lloviznas persistentes. En febrero sólo 16 días no tuvieron lluvias, de acuerdo con el Departamento de Meteorología de AASANA. Eso marcó un récord de 300 litros de agua por metro cuadrado, o un turril (200 litros) y medio por metro cuadrado. El promedio de las últimas décadas era de 180 a 185 litros por metro cuadrado.
“El volumen que cayó en Santa Cruz fue impresionante. Fue como si en algún momento cada uno de nosotros hubiese estado sumergido en un metro y medio de agua”, me dijo Luis Sandóval Sandóval, meteorólogo de AASANA en Santa Cruz. Pero el agua en esta ciudad es absorbida con relativa facilidad por la condición arenosa del suelo y porque fluye hacia zonas más bajas del sureste. Eso no ocurre en el Beni, donde el terreno es más bien plano, es menos arenoso, no tiene los declives del de Santa Cruz y gran parte del agua permanece en la superficie del suelo. Esta diferencia explica en parte la tragedia que viven el norte y noroeste de Bolivia.
La furia de las lluvias, ya récord en Santa Cruz, fue aún mayor en el Beni.
En Trinidad llovió durante 24 días en enero, dice Sandóval, pero con un caudal 30% mayor: 396 litros por metro cuadrado. Es decir, casi dos turriles por metro cuadrado, de acuerdo a la comparación del meteorólogo. Y en febrero, llovió durante 16 días que acabaron por convertir la llanura en un inmenso lago de aguas turbias.
La magnitud de esta tragedia agarró desprevenida a la mayoría y puso en evidencia la imposibilidad de un país con escasos recursos como Bolivia de lidiar individualmente con desastres de esa escala. En el laberinto de cifras que trajeron los medios escritos y audiovisuales se destacan algunas que harían erizar los cabellos: 35 muertos (tal vez 40, y aún no se sabe de desaparecidos) 343.000 damnificados, muchos de ellos bajo grave riesgo de contraer enfermedades, y pérdidas materiales en principio estimadas en unos 100 millones de dólares en el Beni y otro tanto en Santa Cruz.
Es difícil no dudar de esos valores y pensar que son conservadores, sobre todo después de ver las imágenes transmitidas por la televisión y las fotografías que publicaron los diarios. Las dos últimas cifras representan un 2% del Producto Interno Bruto (PIB, el volumen total de la riqueza que genera en bienes y servicios el país a lo largo de un año). Si se les agrega el efecto multiplicador de las pérdidas y los daños a la infraestructura de caminos, el impacto del desastre sobre la economía será aún mayor. Es decir, la economía boliviana podría no crecer este año.
Supongo que el gobierno no ignora esta desagradable posibilidad y sus consecuencias.
No he leído ni he escuchado una cuantificación del efecto de dos cifras divulgadas por la Federación de Ganaderos del Beni: las riadas pueden haber acabado con siquiera 300.000 cabezas de ganado (medio millón, dijo un informe) y habrían colocado bajo riesgo a 1,1 millón de cabezas. Es decir, cuando menos el 10 por ciento de todo el ganado del Beni (3,2 millones de cabezas, según datos de la Federación de Ganaderos de Santa Cruz) puede haberse perdido. Combinadas las dos cifras, el 44% del ganado vacuno del Beni, el mayor rebaño del país, está amenazado.
No sin razón algunos dirigentes benianos han dicho que su departamento está quebrado.
Pero no es solamente el Beni. El rebaño amenazado representa un quinto del total de siete millones de cabezas de ganado vacuno que tiene Bolivia. La ganadería es un sector dinámico y sus altos y bajos repercuten sobre toda la economía: sobre el empleo, los servicios, el aprovisionamiento del mercado interno, la exportación. Hoy, todos esos elementos están en jaque y son ingredientes para la inflación. No se sorprendan si los precios de la carne y derivados empiezan a subir o si el producto escasea o desaparece de los puestos de venta.
Reparar los daños en la red caminera, graves en un país con notorias deficiencias infraestructurales, replantar los pastizales, mejorar la tierra y el repoblar las pampas de ganado será una tarea de años.
Un aspecto en particular llamó mi atención. El desastre estaba en pleno desarrollo antes y durante las fiestas de carnaval. Ninguna voz institucional se atrevió a decirle al país: Tenemos una tragedia de magnitud y antes que celebrar coloquémonos el corazón a media asta. ¿No creen que cualquier región que hubiese diferido el carnaval para dedicar esos días a socorrer a los damnificados se habría erigido en vanguardia moral del país? El gobierno perdió una magnífica oportunidad para convocar a la concordia, olvidar agravios recíprocos y exhibir una dimensión generosa. Un mensaje a la nación, llamando a la acción solidaria, habría dado un tono distinto y apaciguador a la atmósfera tensa que prevalece en el país.
Sólo en los últimos días pareció percibir la magnitud del desastre.
Hubo excepciones, sin embargo, como el llamado del Cardenal para volcar esfuerzos hacia las zonas damnificadas en vez de bailar. Pero fueron voces solitarias rápidamente apagadas por la algarabía carnavalera.

  

Tendencias del periodismo

Posted on Actualizado enn

Hay una corriente que incluso en Bolivia no pasa desapercibida: los diarios gratuitos. Lanzados con todo impulso a principios de la década, los diarios gratuitos empiezan a ganar espacio. Eso explica, si bien sólo en parte, el estancamiento del crecimiento de los diarios impresos tradicionales. Los ejemplos más notables los proporcionan los Metro (conocido como el “abuelo de los diarios gratuitos, pues fue el primero aparecer en esta nueva aventura de la comunicación humana) de Londres (401.000 ejemplares diarios) y Boston (650.000). Los expertos dicen que hay estudios que muestran que en Europa el 50% del mercado de diarios lo poseen los gratuitos. En Estados Unidos es sólo el 12%.  Hay unos 140 diarios gratuitos en 29 países, de los cuales unos 30 en Estados Unidos. Bolivia tiene un ejemplo con el semanario Hoja Sur, que lleva más de 10 años. Con 4.000 ejemplares semanales tiene una “demanda reprimida”, según su editor-redactor y responsable, el periodista Reynaldo García.

Un artículo interesante trae novedades sobre este nuevo fenómeno. Lo tiene Midia blog, del periodista -tambien boliviano- radicado en Brasilia, Walter Sotomayor http://es.midiablog.com/?p=574 .

A todo esto se agrega la novedad de los “blogs”. Son los únicos que aumentaron su tajada en publicidad el año pasado, según estudios de los expertos en comunicación, pues abarcan un mercado personal, de gente conectada a la “web” y, generalmente, de criterio independiente. Para los patrocinadores eso luce como una lotería.  La tajada publicitaria de los medios tradicionales disminuyó en el mismo período.

Está, pues, en curso, una revolución que habría sido pesadilla de regímenes totalitarios.