Día: octubre 11, 2007

Otro mano a mano

Posted on

La reducción de recursos para las prefecturas departamentales, universidades públicas y municipios ha sacudido el avispero. Marchas, paros y bloqueos están entre las medidas propuestas para torcer el brazo del gobierno y obligarlo a dar marcha atrás.  Vale repetir lo que suele decir el economista brasileño Delfim Neto, ex ministro de Finanzas de su país durante los gobiernos militares y actualmente uno de los asesores del presidente Luiz Inacio Lula da Silva: El bolsillo es el órgano más sensible del cuerpo humano.

Muchos frentes

Posted on Actualizado enn

El gobierno del presidente Evo Morales tiene dificultades en casi todos los frentes. Dondequiera que se mire, en un universo de 360 grados, la mayoría de los frentes están ocupados por conflictos.

Sólo en los últimos días ha abierto frentes con:

Los militares retirados y quizá también algunos activos (por su parcialidad con los homenajes al Che Guevara y su desdén por los protagonizados en memoria de los que cayeron combatiendo la guerrilla de 1967: “Estaban mal orientados…recibían órdenes del imperio”)

La Iglesia Católica (“…antes el amo era el rey o el virrey, a quienes se sumó el clero de la Iglesia Católica”)

Las prefecturas departamentales (por la disminución de los recursos provenientes de los hidrocarburos)

Los municipios (por el mismo motivo)

Las universidades (por el mismo motivo)

El Poder Judicial (por el juicio a los magistrados del Tribunal Constitucional)

El Colegio de Abogados (que lo ha denunciado ante la Comisión de Derechos Humanos bajo la acusación de perseguir al Poder Judicial)

Sucre (por la capitalidad)

Los Comités Cívicos de la Media Luna + Cochabamba y Chuquisaca

Con el Embajador delos Estados Unidos, lo que equivale a decir con los Estados Unidos, por la broma de comparar la sugerencia del Presidente mudar la sede (¿será que ésta se mueve?) de las Naciones Unidas con también sugerir la mudanza de la sede de Disneyland

La lista crece si se realiza un censo de conflictos de todo el año. De una manera u otra, el gobierno ha conseguido sortearlos todos, o casi todos.