A escondidas y en voz baja

Posted on Actualizado enn

 

Hay un sabor amargo en sectores de las Fuerzas Armadas por la forma en que será conmemorado el triunfo de los militares bolivianos sobre la guerrilla de Ernesto “Ché”  Guevara, que culminó el  8 de octubre de 1967 con la ejecución del líder argentino-cubano.

Será casi en silencio. Sólo en los cuarteles y probablemente sólo entre militares y sin invitados.

Muchos de los que participaron en la campaña anti-guerrilla, la mayor acción del ejército boliviano desde la guerra del Chaco, creían que lo ocurrido hace 40 años merecía una conmemoración acorde al resultado: la derrota total sobre una columna de combatientes que había invadido el país para establecer uno, dos, tres Vietnams.

Dos oficiales de alto rango, ahora retirados, me dicen que los mandos militares dispusieron una conmemoración restringida.  La disposición se contrapone al deseo de los que participaron en la campaña anti-guerrillera de realizar una verdadera rememoración de todas las fechas en las que el ejército infligió  derrotas al movimiento guerrillero, desde Vado del  Yeso hasta la derrota victoria completa, en La Higuera.  Volveré a hablar del tema.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .