Frijoles bolivianos invaden Brasil

y obligan a bajar precios

Los frijoles bolivianos, una expresión del  modelo cruceño de desarrollo que autoridades del gobierno adoran vituperar, invaden el mercado brasileño, legalmente y de contrabando, y han forzado una baja en los precios locales del producto. Lo dice Folha de S. Paulo, de Sao Paulo, en su edición de hoy.  Este producto boliviano es una nueva manifestación de la potencialidad del país para ganar mercados vecinos aprovechando ventajas naturales  para producir competitivamente.

Firmado por Karla Domingues y Mauro Zafalon, la información de Folha dice que “los productores brasileños de frijoles (feijao), que no logran ni siquiera recibir los precios mínimos estipulados por el gobierno, han ganado un nuevo competidor:  los bolivianos”.

“Con estructura de comercialización más desorganizada, menos impuestos, incentivos del gobierno y costos menores para abono y fertilizantes, los bolivianos tienen ventajas que, según los productores brasileños, no se presentan por aquí”.

Agrega: “Todavía peor: parte del producto entra a Brasil vía contrabandistas, sin los trámites y costos normales de la importación. Es una competencia desleal, afirman los productores paulistas de la región de Itaí (estado de Sao Paulo). Tras ingresar ese producto al país, va derecho al mercado paulista, el mayor centro consumidor y formador de precios. El mayor problema, dkicen los productores, es que ese frijol llega al mercado paulista a un precio de 40 a 42 reales por bolsa, para el tipo 2 ddel gfrano. El equivalente nacional es comercializado a 65-75 reales la saca, en la Bolsa de Cereales de Sao Paulo. Los bolivianos gastan unos 18 reales en la producción de la saca de 60kiloes de frijol de buena calidad, mientras el grano brasileño tiene un costo promedio de 60 reales, dicen los productores”.

Luego cita al Ministro de Agricultura, Reinhold Stephanes, subrayando que la presencia de Argentina y Bolivia en el abastecimiento de frijol en Brasil no es novedad. En su criterio, se trata de una participación pequeña en relación al volumen de consumo brasileño, y el ingreso del producto a Brasil es ilegal. “Puede haber ingreso irregular debido a la gran extensión territorial entre los dos países (Brasil y Bolivia). Vamos a examinar la cuestión”, dice Stephanes. “Esos ingresos podrían ser incluso de productores brasileños que trabajan en los dos países”.

El volumen de frijol boliviano que entra a Brasil no es grande, pero el efecto sicológico sobre los precios lo es, dice Vlamir Brandalizze, analista del sector. Los precios ya están con poco estímulo como para reaccionar, y se deprimen aún más, dice.

Una caída mayor

Tras el anterior subtítulo, la información agrega que los productores paulistas concuerdan con Brandalizze y dicen que la tendencia es de una depreciación todavía mayor en los próximos meses debido al desarrollo de la cosecha en algunas regiones del interior de Sao Paulo. La cosecha, que comenzó este mes, va hasta los primeros meses del año próximo. Por ser un cultivo de riesgo y costos elevados, la caída de precios desanima a los productores, que tienen que reducir el área de sedmbradío. Brandalizze estima esa reducción en un 20%.

Y advierte: “Si esas previsiones de reducción de sembradíos ocurren, el frijol volverá a registrar nuevas alzas de precios. En 2008, el producto inició el año a 260 reales la saca y acabó en 215 reales por saca. Con eso, el panorama para el próximo año será favorable al productor. Quien tenga frijol, va a tener  un buen precio”, dice Brandalizze”.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s